Archivo mensual: enero 2015

Jesús nos salva e intercede por nosotros

Jesús nos salva e intercede por nosotros.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

IV Domingo del Tiempo Ordinario (B)

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

duccio expulsion del demonio

Dt 18, 15-20 / Sal 94 / 1Co 7, 32-35 // Mc 1, 21-28

«Si hoy escuchas las voz del Señor, no endurezcas el corazón» Sal 94

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos sean bienvenidos a esta celebración eucarística en el IV Domingo del tiempo Ordinario.

Hoy en la oración colecta le pedimos a Dios nos conceda el mayor mandamiento de Cristo: amar. Él con autoridad nos ha dejado esta ley como señal de nuestra adhesión a él; por eso hoy, al actualizar el misterio de la fe, el sacrificio y la cena del Señor, debemos renovar las bases de nuestra fe. Que al escuchar la Palabra, al comulgar con Cristo y los hermanos, hagamos fructífera nuestra búsqueda de Dios.

Celebremos esta acción de gracias.

  Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Eucaristía (O.G.M.R. 1-2)

IMPORTANCIA Y DIGNIDAD DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

1. La celebración de la Misa, como acción de Cristo y del pueblo de Dios ordenado jerárquicamente, es el centro de toda la vida cristiana para la iglesia, universal y local, y para todos los fieles individualmente, ya que con ella se culmina la acción con que Dios santifica en Cristo al mundo, y el culto que los hombres tributan al Padre, adorándole por medio de Cristo, Hijo de Dios. Además, se recuerdan en ella a lo largo del año los misterios de la redención, que en cierto modo estos se hacen presentes. Todas las demás acciones sagradas y cualesquiera obras de la vida cristiana se relacionan con ella, proceden de ella y a ella se ordenan.

2. Es, por consiguiente, de sumo interés que de tal modo se ordene la celebración de la Misa o Cena del Señor que ministros y fieles, participando cada uno a su manera, saquen de ella con más plenitud los frutos para cuya consecución instituyó Cristo nuestro Señor el sacrificio eucarístico de su Cuerpo y Sangre y confió este sacrificio, como un memorial de su pasión y resurrección, a la Iglesia, su amada Esposa.

(Organización General del Misal Romano -O.G.M.R.- n.n. 1-2)

Kiononía san Ignacio

Categorías: Documentos Eclesiales | Etiquetas: , , | Deja un comentario

III Domingo del Tiempo Ordinario (B)

apostolesCAVALLINI, Pietro
Last Judgment (detail)
c. 1300
Fresco
Santa Cecilia in Trastevere, Rome

III DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO B

Jon 3, 1-5. 10 / Sal 25 (24) / 1 Co 7, 29-31 // Mc 1, 14-20

«El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Vuélvanse a Dios» Mc 1, 15

MONICIÓN DE ENTRADA
Hermanos sean bienvenidos a esta celebración eucarística.
Hoy, Tercer Domingo del Tiempo Ordinario resuena un llamado especial a la conversión, a consagrar a Dios nuestras vidas y estar cerca de su corazón. En esto consiste la vida cristiana, en que siendo de Cristo vivimos para él. Las cosas de este mundo nos parecen, importantes sí, pero transitorias ante la grandeza de su bondad.
Celebremos esta acción de gracias. Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Homilía del Santo Padre Francisco durante la Santa Misa en la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Iglesiaactualidad

fran01012015

Basílica Papal de San Pedro Vaticano
Jueves 1 de enero de 2015

Queridos hermanos y hermanas:

Vuelven hoy a la mente las palabras con las que Isabel pronunció su bendición sobre la Virgen Santa: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?» (Lc 1,42-43).

Ver la entrada original 1.030 palabras más

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

II Domingo del tiempo Ordinario (B)

caminando con jesus

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

1S 3, 3b-10. 19 / Salmo 40 (39) / 1Co 6, 13c-15a. 17-20 // Jn 1, 35-42

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, sean bienvenidos al encuentro con Jesucristo.

Hoy se nos pone los ojos en el seguimiento de Cristo; hacerlo es también pertenecerle, por eso, san Pablo, nos aconseja mantener la pureza de nuestros cuerpos para así mantener la libertad de ser discípulos fieles que puedan afirmar con plena voluntad: “Habla, Señor que tu siervo escucha”.

Llenos de alegría, pues es el Señor quien nos ha amado primero, celebremos esta acción de gracias. Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.