II Domingo del tiempo Ordinario (B)

caminando con jesus

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

1S 3, 3b-10. 19 / Salmo 40 (39) / 1Co 6, 13c-15a. 17-20 // Jn 1, 35-42

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, sean bienvenidos al encuentro con Jesucristo.

Hoy se nos pone los ojos en el seguimiento de Cristo; hacerlo es también pertenecerle, por eso, san Pablo, nos aconseja mantener la pureza de nuestros cuerpos para así mantener la libertad de ser discípulos fieles que puedan afirmar con plena voluntad: “Habla, Señor que tu siervo escucha”.

Llenos de alegría, pues es el Señor quien nos ha amado primero, celebremos esta acción de gracias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Habla Señor que tu siervo escucha”, dice el joven Samuel al reconocer que Dios mismo lo está llamando a su servicio. Comenzar este camino implica una gran libertad, por eso san Pablo, nos exhorta a estar atentos al pecado de la lujuria, el cual es capaz de dominar nuestro cuerpo y nuestra voluntad.

Sigamos al maestro, por eso, escuchemos su mensaje con atención para reconocer cual es su morada.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Háblanos,Señor te queremos servir

1) Oremos por nuestra Iglesia, para que sostenga con alegría la novedad del seguimiento de Cristo y no cese de proclamar este camino de salvación. Haz, Señor que la construyamos con disposición.

2) Oremos, hermanos, por nuestro país, por sus gobernante, por las personas que con buena voluntad, intentan construir relaciones de justicia y libertad. Haz, Señor, que nuestros esfuerzos construyan la civilización del amor.

3) Oremos por las personas que en este momento sienten vacilar su fe en el Señor, para que abran sus oídos a las llamadas que él les hace a manifestar su amor. Haz, Señor, que podamos mostrar a ellos el poder de tu misericordia.

4) Oremos por nosotros que estamos aquí reunidos, por aquellos que no pudieron venir a celebrar con nosotros, por nuestra comunidad parroquial. Haz, Señor, que viviendo bajo tu servicio, podamos vivir en comunión.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Si queremos saber dónde mora el maestro, es necesario ir tras Él. Por eso, en este momento, ofrezcamos nuestra vida en su altar y permanezcamos en su servicio.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Purifiquemos nuestros cuerpos, nuestra mente y nuestro corazón. Cristo en persona, su presencia real, está aquí para animar nuestra fe, para invitarnos a seguirle y construir nuestra vida ante su presencia. Pasemos a comulgar.

=============================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 02 Tiempo Ordinario

=====================================

LITURGIA DE LAS HORAS: Del domingo, salterio 2da semana.

=====================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: