Solemnidad de San José, Esposo de la Virgen María

SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA

CICLO B

2 Sam 7, 4-5a. 12-14a. 16 / Sal 88 / Rm 4, 13. 16-18.22 // Mt 1, 16. 18-21. 24a

 «José hizo lo que le había mandado el ángel del Señor»

 (Lienzo cuzqueño que representa a San José 
con el Niño Jesús. Fuente: Wikipedia)

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos. Celebramos hoy la Solemnidad de San José, la cual desde ya el año 1030 era acogida por algunas comunidades de orden contemplativo y en 1621 bajo el Papado de Gregorio VI adquiere carácter de solemnidad. José que custodio de la Sagrada Familia, es considerado el patrono de la Iglesia Católica. Numerosos santos como: Francisco de Asís, Buenaventura, Bernardino de Siena, Teresa de Jesús y Papas como: León XIII, Juan XXIII y Francisco han propagado la admiración por este santo.

Demos gracias al Dios eterno por este gran protector de la Iglesia y los hogares.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

En José, la descendencia de David llega a su culmen. Él es ejemplo para nosotros, pues mantuvo su fe al obrar con justicia respecto a María y el fruto de sus entrañas. Su figura paternal juega un papel clave en la historia de la salvación; por eso Mateo, lo confirma como un depositario del mensaje de la buena nueva. Escuchemos.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Por intercesión de san José, escúchanos Señor.

1) Por la Iglesia, para que animada por la oración de san José, se sepa en camino hacia su Señor y encuentre en él un modelo para la justicia y la dignificación de los hombres. Oremos.

2) Por nuestro país, para que mirando el ejemplo de José, se esfuerce en construir condiciones dignas para las personas y sus familias. Oremos.

3) Por los cristianos que padecen persecución a causa de la justicia y de su fe; para que protegidos por la oración de san José, sean fieles a las promesas del santo bautismo.

4) Por los hogares divididos, los agonizantes, los desempleados y los que parecen perder la esperanza; para que confiados en la protección de san José, abran sus corazones a la presencia de Cristo en la Iglesia y la historia.

5) Por nuestras comunidades de fe, para que anhelando como José el abrazo de Cristo, vivan como una familia para la mayor gloria de Dios.

 

MONICIÓN AL OFERTORIO

Como José, quien dio de lo mejor de sí para que Cristo resplandeciera en su vida, pongamos en el altar todo lo que somos para que seamos transformados por la acción el Espíritu de Dios. Ofrendémonos.

 

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Jesucristo, el hijo de José, a quien le pertenece el Trono de David, se halla en medio de nosotros. Recibámoslo con el afecto y devoción con el que la familia de Nazaret lo acogió en su seno. Pasemos a comulgar.

=========================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible Solemnidad de san José

=========================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: