Reflexión II Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia

REFLEXIÓN 

II DOMINGO DE PASCUA (B) 

o de la divina Misericordia

https://38.media.tumblr.com/avatar_7a5c5a7ecc5e_128.png Por su dolororsa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero

El Papa san Juan Pablo II instituyó que el II Domingo de la Pascua sea la celebración de la Divina Misericordia, con el fin de hacer un homenaje al corazón abierto de Cristo y del cual brotó sangre y agua.

Los católicos de todo el orbe nos disponemos pues a celebrar esta característica de Dios: su misericordia y, con ella, la paz. Por el sacrificio de Cristo se ha roto el velo que nos separaba del misterio (Cf. Mt 27, 51), hemos experimentado el abrazo de Dios como Padre (cf. Lc 15, 11-31) y hemos sido introducidos a una nueva relación con él: “Pues ustedes no han recibido un espíritu de esclavitud que los lleve otra vez a tener miedo, sino el Espíritu que los hace hijos de Dios. Por este Espíritu nos dirigimos a Dios, diciendo: «¡Abbá! ¡Padre!»” (Rm 8, 15); esta es una verdad de la que nos preciamos los cristianos y es quizá la profundidad misma de la misericordia.

Con desaliento podemos notar como algunos católicos confunden esta realidad profunda, que nos es dada por el Espíritu Santo, la sangre y el agua (cf. 1Jn 5, 7-8): por la Pascua de Cristo sobre la muerte, con una representación icónica (muy bella por cierto), a lo cual, la invitación de hoy es a darle sentido; a experimentar la misericordia del Padre cuando rezamos a él la coronilla que, con tanto afecto, nos legó Santa Faustina.

Celebrar en este Domingo la Divina Misericordia es iluminar la imagen de Cristo misericordioso por quien recibimos el perdón de nuestros pecados (cf.  Ef 1, 7) y que nos invita también a obrar con misericordia ante nuestros hermanos: Ve, tú y haz lo mismo  (cf. Lc 10, 25-37), que nos invita a perdonarlos, pues Dios nos ha perdonado primero (cf. Mt 18, 23-35) y ante todo, siguiendo la lectura de la carta de San Juan que escucharemos en la Eucaristía, a sabernos hijos de Dios para vencer las obras del mundo (cf. 1 Jn 5, 1-6).

Siendo reflejos de la misericordia de Dios, demos testimonio al mundo de la Resurrección de Cristo Jesús, nuestro Señor.

jctc (ctobonc)

=======================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Reflexión II Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia

  1. Pingback: II Domingo de Pascua (B) o de la Divina Misericordia | Monicionista litúrgico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: