III Domingo de Pascua (B)

III DOMINGO DE PASCUA

CICLO B (2015)

Hch 3, 13-15. 17-19/ Sal 4/ 1Jn 2. 1-5a // Lc 24, 35-48

 «… tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo»

 BLAKE, William. The Resurrection (c. 1805). Pen, ink, watercolour, 412 x 300 mm. Victoria and Albert Museum, London

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos, a este encuentro con Cristo Resucitado.

Él, una vez vencida la muerte, nos invita a guardar su Palabra y dar frutos de su resurrección; de este modo, seremos testimonio en el mundo y en nuestras comunidades de vida y fe.

Con la dicha de saber que el Padre ha exaltado a nuestro Señor, celebremos la cena pascual.

 

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Hermanos. La liturgia de la Palabra sigue centrándonos en el hecho de la Resurrección de Cristo, la cual nos ha dotado de un magnífico intercesor ante el Padre; por eso, él viene y nos trae su paz. Conocerlo y amarlo implica guardar sus mandamientos –nos señala san Juan en su carta-; esto es, convertirnos volviendo nuestra mente y afectos a él.

Escuchemos con fe.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Haz brillar tu rostro sobre nosotros, Señor.

1) Oremos por nuestra Iglesia, para que ella ilumine al mundo mediante la misericordia que Dios ha derramado sobre ella y llame a los hombres, con alegría, a gozar de esta dicha.

2) Oremos por nuestra ciudad; para que en ellas se vivencie la justicia que nos permita descubrir cuál es la dignidad de la vida.

3) Oremos por nuestros familiares; especialmente aquellos que se han alejado de Dios o se encuentran en condiciones adversas; para que el Resucitado abra su entendimiento y puedan comprender y amar los mandamientos del Señor.

4) Oremos por nuestra parroquia, para que animada por el ejemplo de san N. sepa escuchar la voz de Cristo, viva unida a él y fomente la comunión en cada uno de los miembros que la componen.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Dice san Juan: “Cristo es víctima de propiciación por nuestros pecados, no solo por los nuestros, sino también por los del mundo entero”. Que al pasar a dejar nuestras ofrendas sobre el altar seamos revestidos de la Gracia de Cristo para ser agradables a Dios. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus mandamientos”. Que esta comunión alimente nuestro corazón para conocer más a Dios y dar un testimonio fiel, según sus mandatos. Pasemos, como comunidad, a recibir el pan vivo y resucitado.

=====================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 03 Domingo de Pascua (B)

NUEVO: Reflexión para este domingo

=====================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: