VI Domingo de Pascua (B) Reflexión

“SI GUARDAN MIS MANDAMIENTOS PERMANECEN EN MI AMOR”

BERLINGHIERI, Bonaventura
Madonna and Child with Saints and Crucifixion
1260-70
Tempera on wood, 103 x 122 cm
Galleria degli Uffizi, Florence

Por:

Efraín Aguirre Pineda

Diácono permanente

Parroquia san Jerónimo, Bogotá

 

El tema del amor, qué complejo. Es de las palabras más comunes que existen, se mencionan a cada instante; en las canciones, los poemas, los versos inspirados, etc.; pero ¿cuánto se dice respecto al verdadero amor?: El que Dios nos ha regalado y se ha manifestado a través de tantos y grandes actos de AMOR. Nos ha dado a su Hijo Jesús, quien se entregó para nuestra salvación, y así, en la resurrección de Jesucristo llevase a cabo esta gran misión. Otro inmenso acto de amor: ha derramado su Espíritu Santo, gracias a sus dones y frutos nos beneficiamos para una mejor calidad de vida. También, nos ha dado una mamá, la Virgen María, como Madre de la Iglesia. En fin, son muchos los grandes actos de amor de nuestro Padre Dios.

Pero como si fuera poco, y por si no alcanzamos con lo anterior, o no entendiéramos estos especiales actos de Amor, nos ha dado unas normas de comportamiento que aportan a esa anhelada Salvación: sus mandamientos, aunque a muchos nos parezcan muchos o muy difíciles; sin embargo, el inmenso AMOR de Dios y su gran misericordia, buscando que por fin la encontremos, nos los resume en uno solo: el mandamiento del AMOR; por eso nos lo recuerda en el Evangelio de San Juan 15, 9-12 que en este VI Domingo de Pascua escucharemos: “Cómo el Padre me ha amado, así los he amado yo; permanezcan en mi amor. Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene un amor más grande que el que da la vida por sus amigos”.

Ojalá nosotros los cristianos católicos no sólo entendiéramos el deseo Divino, sino que también lo asumiéramos, respondiendo con actos de amor humano; sirviendo a los demás, al necesitado; siendo solidarios, humildes, honestos, etc,. Que se nos note que amamos con todas las fuerzas a Dios y a los hermanos. Que el perdón sea una realidad en nuestra interacción y que el servicio nos identifique siempre; que sea ese el mejor testimonio de Jesús en mi corazón, en el de nuestra comunidad.

==========================================

Descargue esta reflexión en PDF 06 Domingo de Pascua (B) Reflexion SI GUARDAN MIS MANDAMIENTOS

Dé click para ver las moniciones litúrgicas del VI Domingo de Pascua

==========================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “VI Domingo de Pascua (B) Reflexión

  1. Pingback: VI Domingo de Pascua (B) | Monicionista litúrgico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: