XIV Domingo del Tiempo Ordinario (B)

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO B

Ez 2, 2-5 / Sal 123 (122) / 2Co 12, 7b-10 // Mc 6, 1-6

« ¡Te basta mi gracia, mi mayor fuerza se manifiesta en la debilidad! » (2Co 12, 9)

MAGNASCO, Alessandro
Three Camaldolese Monks in Ecstatic Prayer
1713-14
Oil on canvas, 55 x 39 cm
Rijksmuseum, Amsterdam

MONICIÓN DE ENTRADA
Hermanos, una vez más, como el salmista decimos: “Qué gusto ver a los hermanos reunidos”. Hoy lo hacemos para honrar al Señor quien manifiesta el poder de su amor a pesar de nuestras debilidades y flaquezas. Que en este XIV Domingo del tiempo común, resuene en nuestro corazón que, a pesar de nuestras falencias, nos basta la gracia de nuestro Dios. Celebremos llenos de esperanza.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA
Dios en su Palabra sale a nuestro encuentro. Hoy quiere sembrar esperanza en nuestros corazones, ya que, a pesar de la dificultad que implica la misión a la que nos llama, su gracia y amor estarán a nuestro lado. A veces nos sentimos derrotados, pero Él nos dice que la obra es suya, no nuestra. Escuchemos con fe.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Danos tu gracia y tu verdad, Señor.

1) Por la Iglesia, para que movida por tu gracia, te sirva en santidad y sea signo de esperanza para todos los hombres de la tierra.
2) Por nuestro país; para que lleno de la gracia del Señor deponga la venganza y se abra al proyecto de salvación de nuestro Dios.
3) Por aquellos que padecen enfermedad, cansancio, desánimo en su fe, tentación, desempleo o desesperanza para que sepan, como san Pablo, cómo la gracia de Dios los anima y sustenta.
4) Por aquellas personas que a causa de nuestras debilidades y falta de testimonio coherente se han alejado del camino del Señor, para que sean asistidas por tu amor y busquen tu presencia en las verdaderas fuentes de salvación.
5) Por nuestra comunidad de fe, para que todos sus miembros no sucumbamos ante el pesimismo; antes bien, renovemos nuestro ser mediante la alegría del Evangelio.

MONICIÓN AL OFERTORIO
En el momento de llevar nuestras ofrendas al altar, pongamos nuestra vida en manos del Señor para que con su espíritu nos lleve a la esperanza y confianza de su gracia y ternura. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN
Ezequiel y San Pablo encontraron dificultades en el cumplimiento de su misión, del mismo modo que nosotros. Cristo está en medio de nosotros para alimentarnos, fortalecernos en nuestras debilidades, de modo que se manifieste su poder. Pasemos a comulgar.

================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 14 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

Vea una reflexión para este domingo

Regálenos sus comentarios respecto a estas moniciones.

================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “XIV Domingo del Tiempo Ordinario (B)

  1. Pingback: XIV Domingo del Tiempo Ordinario (B): Reflexión | Monicionista litúrgico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: