XVIII Domingo de Tiempo Ordinario (B): Moniciones

XVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO B

Ex 16, 2-4. 12-15 / Sal 77 / Ef 4, 17. 20-24 // Jn 6, 24-35

«Vestíos de la nueva condición humana, creada a imagen de Dios: justicia y santidad verdaderas» (Ef 4, 24)

GENGA, Girolamo
St Augustine Baptizes the Cathechumens
1516-18
Oil on panel, 50 x 91 cm
Accademia Carrara, Bergamo

MONICIÓN DE ENTRADA
Bienvenidos a la celebración de la Eucaristía. Celebramos el XVIII Domingo del Tiempo Ordinario, el cual nos invita a trabajar por el alimento que no perece, sino que perdura hasta la vida eterna. Examinemos nuestro corazón para revestirnos de la condición de los seguidores del Resucitado. Celebremos con los ojos puestos en Dios.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA
El domingo pasado escuchábamos el pasaje de la multiplicación de los panes; hoy Jesús reprocha a sus seguidores que le busquen más por llenar sus estómagos que por animar sus espíritus; san Pablo, nos señalará en la carta a los Efesios, que es necesario dejar a ese hombre viejo para revestirse como criatura de Cristo. Escuchemos atentos para volver nuestro corazón a Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Renueva nuestra mente y nuestro espíritu, Señor.

1) Que tu Iglesia, Señor, se mueva a la conversión y, vestidos como nuevas criaturas, elevemos con dignidad nuestro cántico de alabanza.
2) Que en nuestro país se tomen decisiones afortunadas para que busque soluciones duraderas a las necesidades de sus ciudadanos y no solo busque sus satisfacciones inmediatas.
3) Que las personas de nuestra comunidad parroquial que pasan hambre, se sacien de los bienes que recibimos de tu mesa y reconozcan tu bondad y providencia en nuestra generosidad.
4) Que los bautizados en esta parroquia, unidos a la voz de nuestro obispo N. y nuestro párroco N., demos testimonio de los valores del Reino, conforme a la alianza que tú, Señor, has sellado con nosotros.

MONICIÓN AL OFERTORIO
El Señor, atento a las necesidades de su pueblo, lo nutrió con el maná del desierto. Hoy, abre su mano para saciarnos a nosotros con estas ofrendas que dejamos en el altar. Que con ellas suban nuestras actitudes de hombres viejos –indignas de tan bondadoso Dios- y sean renovadas por la acción del Espíritu Santo. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN
Recibamos esta comunión, renovando nuestra mente y nuestro corazón. Que Cristo no sea para nosotros un amuleto, sino, la presencia que da sentido a nuestros días, aun en las acciones más simples de la vida. Con el corazón revestido en amor al Hijo de Dios, pasemos a comulgar.

======================================

Descargue aquí estas moniciones en versión imprimible 18 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

Vea una reflexión para este domingo por el Padre Wilson Zuloaga.

======================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “XVIII Domingo de Tiempo Ordinario (B): Moniciones

  1. Pingback: XVIII Domingo del Tiempo Ordinario (B): Reflexión | Monicionista litúrgico

  2. Pingback: San Ignacio de Loyola : 31 Julio | Monicionista litúrgico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: