XXII Domingo del Tiempo Ordinario (B) : Moniciones

XXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B.

Dt 4, 1-2. 6-8 / Sal 15 (14) / St 1, 17-18. 21b-22. 27 / Mc 7,1-8. 14-15. 21-23

«Por propia iniciativa, con la Palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas» (St 1, 18)

 DÜRER, Albrecht
 Hand Study with Bible
 -
 Drawing, 280 x 120 mm
 Staatliche Graphische Sammlung, Munich

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos, a la celebración de este XXII Domingo del Tiempo Ordinario. El cristiano con el bautismo no sólo recibe la dignidad de vivir con Cristo, también recibe la Palabra de Dios para orar, meditarla y obrar según ella le inspire en su vida y decisiones. ¿Cuál es el puesto que le doy a la Palabra de Dios en mi vida? Y, una vez escuchada en la eucaristía o nuestros momentos de oración ¿qué frutos doy de lo escuchado?

Pongamos nuestra vida en manos de Dios y elevemos esta acción de gracias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Después de haber atendido a San Pablo en sus diferentes cartas, comenzamos un camino con el Apóstol Santiago, quien hoy nos invita a no ser oyentes descuidados de la Palabra de Dios, sino, gracias a su escucha y oración, a dar frutos de fe, encuentro con los hermanos y salvación; es decir, obras que manifiesten nuestra caridad, lo cual es la Ley perfecta como se nos presentará en el Evangelio de San Marcos que escucharemos.

Fieles a la Palabra, atendámosla para ponerla en práctica.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Señor, danos vida por tu Palabra

1) Que nuestra Iglesia, sostenida por la Palabra del Señor, sea signo de salvación entre los hombres, especialmente en los más necesitados de dignidad y esperanza.

2) Que quienes han decidido vivir lejos de ti, Señor, descubran la riqueza de la Palabra y los sacramentos, la sed de la justicia a la que nos llamas y entonemos todo tu cántico de alabanza.

3) Que los niños de nuestra comunidad, en especial los más vulnerables, sean protegidos por nuestro compromiso y encuentren en nosotros un modelo de amor y aprendizaje coherente de la Palabra de Dios.

4) Que nuestra Parroquia iluminara por la Palabra de Dios, la oración y la caridad, sea signo de unidad, esperanza y fe en medio de nuestro mundo.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Aunque no seamos dignos de la santidad de nuestro Dios quien han hecho para nosotros los astros y dotado de belleza al universo, presentamos estas ofrendas en su altar. Ellas brotan de lo profundo de nuestro corazón. Que el Espíritu Santo las haga dignas de Él y, a nosotros, de vivir en su presencia. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, la divina Palabra del Padre, en quien la Ley se hace perfecta, está en medio de nosotros. Pasemos a comulgar con Él para que nuestra fe dé frutos de caridad y sea luz en medio del mundo.

================================

Descargue aqué estas moniciones en versión imprimible 22 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

================================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: