XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (B) : Moniciones

XXVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

Sb 7, 7-11 / Sal 89 / Hb 4, 12-13 // Mc 10, 17-30

«Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que espada de dos filos» (Hb 4, 12a)

GHIRLANDAIO, Domenico
St Jerome in his Study (detail)
1480
Fresco
Ognissanti, Florence

MONICIÓN DE ENTRADA

Reunidos en la fe y la dicha de la pascua del Señor, celebremos juntos este XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario. Muchas gracias hemos recibido del Señor: nuestra vida, nuestra familia, nuestros hermanos de fe y de camino; pero hoy, demos gracias especiales porque Dios no cesa de llamarnos, de hablarnos en su Palabra.

Dichosos, celebremos Eucaristía.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Los filósofos de la antigüedad señalaron que uno de los anhelos más hondos del hombre es la sabiduría. Nosotros, los cristianos, sabemos que esta se encuentra en el Verbo de Dios. El sacerdote, que nos presenta la carta a los Hebreos, no solo está armado con el poder del sacrificio de Cristo, sino también del de su Palabra.

Atendamos a esta palabra donde Dios le habla a la intimidad de nuestro ser.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Tú, Palabra de vida, escúchanos.

1) Por la Iglesia, en especial sus obispos, reunidos en Sínodo en Roma, para que atentos a tu palabra de amor, sepan sembrar esperanza en un mundo sediento de ella.

2) Por aquellos que, habiendo recibido tu Palabra le han dado la espalda, para que movidos por tu Espíritu de sabiduría, atiendan a tu llamada de justicia y amor.

3) Por quienes se sienten derrotados y cansados ante la exigencia de la vocación a la que les llamas, para que sumergiéndose en tu Palabra, descubran tu mirada de amor.

4) Para que ante las seducciones del pecado, nos armemos de la fuerza de tu sacerdocio, Señor, avancemos hacia ti por el camino de la santidad.

5) Oración por las intenciones de la comunidad en particular.

MONICIÓN AL OFERTORIO

La Palabra de Dios “discierne sentimientos y pensamientos del corazón”; por eso, en este momento, cuando se lleva nuestra ofrenda al altar, coloquemos en él todo lo que somos, para que sea transformado por el amor de Dios que no cesar de hablarnos en la historia y la Sagrada Escritura. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Al momento de pasar al altar, unámonos a las palabras del autor sagrado: “invoqué y vino a mí el espíritu de Sabiduría”. La sabiduría de Dios está presente en medio de nosotros bajo estas formas de pan y vino. Recibámosla con espíritu devoto para que se refleje en nuestras acciones. Pasemos a comulgar.

=====================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 28 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

=====================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: