Archivo mensual: noviembre 2015

San Jaime de la Marca : 28 Noviembre

CRIVELLI, Carlo
St James of the Marches with Two Kneeling Donors
1477
Wood, 198 x 64 cm
Musée du Louvre, Paris

SAN JAIME DE LA MARCA. Nació en Monteprandone (Marcas, Italia) el año 1394. Estudió en Perusa jurisprudencia, que ejerció hasta que, a los 23 años, profesó la Regla de san Francisco, cuya observancia rigurosa promovió junto con san Bernardino de Siena y san Juan de Capistrano. Ordenado de sacerdote, se dedicó a la predicación evangelizando al pueblo y combatiendo las herejías en gran parte de Italia y en muchas regiones de Europa. Pudo ver a muchos pecadores arrepentidos y a numerosos herejes vueltos a la fe de la Iglesia. Fue gran constructor de paz en los corazones y en las ciudades divididas por facciones. Se le reconocía gran competencia jurídica y autoridad moral. Colaboró en la solución de problemas sociales desde el púlpito y en asambleas legislativas. Fue promotor de la devoción al Nombre de Jesús y muy devoto de la Virgen. En su Orden fue una de las cuatro «columnas» de la reforma de la Observancia. Los papas le confiaron misiones como evangelizador y como legado apostólico. Dejó escritos muy edificantes. Murió en Nápoles el 28 de noviembre de 1476. (Tomado de: <franciscanos.org>)

– Oración: Dios de misericordia, que confiaste la predicación de tu Evangelio a san Jaime de la Marca para la salvación de los hombres y conversión de los pecadores, concédenos, por sus méritos, el verdadero arrepentimiento de nuestras culpas y la gracia de la eterna salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Beato Santiago Alberione : 26 Noviembre

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d2/Alberione.jpgBEATO SANTIAGO ALBERIONE. Nació en San Lorenzo di Fossano (Italia) el año 1884. A los 16 años entró en el seminario de Alba y al final de 1900 tuvo claro que su misión era servir a la Iglesia con los nuevos medios que el ingenio humano presentaba. Se ordenó de sacerdote en 1907. Ejerció varios ministerios mientras iba desarrollando su obra principal, la «Familia Paulina», compuesta de varias congregaciones religiosas, institutos seculares y movimientos laicales, como la Pía Sociedad de San Pablo y la Congregación de las Hijas de San Pablo. Todas sus obras están dirigidas a la evangelización, la intensificación de la vida litúrgica y espiritual, la promoción de las vocaciones. Participó en el Concilio Vaticano II. Murió en Roma el 26 de noviembre de 1971. Antes lo visitó el papa Pablo VI, que después diría de él: «Miradlo: humilde, silencioso, incansable, siempre alerta, siempre ensimismado en sus pensamientos, que van de la oración a la acción, siempre atento a escrutar los “signos de los tiempos”, es decir, las formas más geniales de llegar a las almas». Fue beatificado el año 2003.

Categorías: Santoral | Etiquetas: , | Deja un comentario

I Domingo de Adviento (C) : Moniciones

I DOMINGO DE ADVIENTO

CICLO C

Jr 33, 14 – 16 / Sal 25 (24) / 1Ts 3, 12-4, 2 // Lc 21, 25-28. 34-36

« El Señor os haga progresar y sobreabundar en el amor» (1Ts 3, 12)

CARRACCI, Lodovico
The Dream of Saint Catherine of Alexandria (detail)
c. 1593
Oil on canvas
National Gallery of Art, Washington

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a la celebración del día del Señor. Hoy iniciamos un nuevo año litúrgico y con él un nuevo tiempo: El Adviento, en el cual la Iglesia nos invita a la purificación de nuestro corazón mediante la penitencia, la escucha de la Palabra de Dios, la Oración y los ejercicios de misericordia y caridad.

Llenos de gozo iniciemos esta celebración y clamemos: “Ven, Señor Jesús”.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

En el tiempo del Adviento es importante prestar oído a la Palabra de Dios, ella dispone nuestra esperanza gozosa y nos traza el camino del Señor. Hoy seremos invitados a reconocer a nuestro salvador, pero como veremos en la Segunda lectura, este reconocimiento, necesita un signo visible: el amor.

Lleno nuestro corazón en amor de Dios, atendamos a su Palabra.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Ven, Señor Jesús.

1) Tú que eres el esperado de los siglos, ilumina con tu amor a la Iglesia para que sea signo de misericordia y reconciliación entre los hombres.

2) Tú que eres el salvador de todos los pueblos, bendice nuestra ciudad para que la alegría de este tiempo, sea reflejo de la espera alegre de tu segunda venida, de la celebración de la vida.

3) Tú que eres el sol que ilumina desde lo alto, fortalece los corazones abatidos por el peso del pecado, de la soledad, del abandono, la enfermedad o el desempleo.

4) Tú, que fuiste esperado con anhelo y amor por Santa María y San José, haz que dispongamos nuestros corazones a la pureza y los hagamos un recinto digno de tu presencia.

5) Oración por las intenciones de la comunidad en particular.

MONICIÓN AL OFERTORIO

El Evangelio nos invita a permanecer en vela en oración aguardando la venida del Señor; en este mismo espíritu, llevemos al altar nuestras ofrendas para que se transformen en el alimento que sostiene nuestra vigilancia y espera de la venida del Señor.

Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, a quien los patriarcas anhelaron ver y los profetas anunciaron, se encuentra en medio de nosotros. Dispongamos nuestro espíritu para recibirle en un clima de amor fraterno y enorme adoración. Llenos de la alegría del Evangelio, pasemos a comulgar.

ENCENDER LA CORONA DE ADVIENTO (Primer cirio)

(Para realizar en el momento que se considere oportuno)

Monición

La corona de Adviento es una antigua tradición que ilumina las cuatro semanas que componen este tiempo litúrgico. Con cada vela se ilumina nuestro caminar hacia la Navidad, hacia nuestro encuentro con el Señor del Misericordia.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas    4, 4-6

Pero, cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, que nació de mujer y fue sometido a la Ley, con el fin de rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que así recibiéramos nuestros derechos como hijos. Ustedes ahora son hijos, y como son hijos, Dios ha mandado a nuestros corazones el Espíritu de su propio Hijo que clama al Padre: ¡Abbá!, o sea: ¡Padre!

Palabra de Dios

Ministro

Encendemos esta primera vela de la corona y te pedimos, Abbá, Padre, que enciendas nuestro corazón en sentimientos de alegría, misericordia y esperanza para aguardar dignamente, mediante la oración, la escucha de tu Palabra y una sincera confesión de nuestros pecados la venida de tu Hijo Jesucristo, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

===================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible: I DOMINGO ADVIENTO (C)

===================================

Kiononía san Ignacio

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Santa Catalina de Alejandría : 25 Noviembre


CARAVAGGIO
St Catherine of Alexandria
c. 1598
Oil on canvas, 173 x 133 cm
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA. No tenemos noticias seguras sobre su vida. Según las leyendas y tradiciones, fue una virgen y mártir de Alejandría en Egipto, de finales del siglo III o principios del siglo IV. Era una joven cristiana llena de agudeza, de ingenio y de sabiduría, no menos que de fortaleza de ánimo. Su cuerpo se honra con piadosa veneración en el célebre monasterio del Monte Sinaí que lleva su nombre. Desde el siglo IX su culto comenzó a extenderse por toda la Iglesia, por lo que existen numerosas iglesias dedicadas a su nombre en todo el mundo, y son muchas las entidades e instituciones que la tienen por patrona.

– Oración: Dios todopoderoso y eterno, que diste a tu pueblo la virgen y mártir invicta santa Catalina, concédenos, por su intercesión, ser fortalecidos en una fe constante y trabajar sin desmayo por la unidad de la Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo (B) : Moniciones

SOLEMNIDAD DE CRISTO, REY DEL UNIVERSO

CICLO B

Dn 7, 13-14 / Sal 93 (92) / Ap 1, 5-8 // Jn 18, 33b-37

«Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios. Aquel que Es, que era y que ha de venir, el Todopoderoso» (Ap 1, 8)

ROMANESQUE PAINTER, Catalan
Christ Pantocrator
c. 1180
Fresco with secco applications
Panteón de los Reyes, Colegiata de San Isidoro, Léon

MONICIÓN DE ENTRADA

El principio y el fin están contenidos en el misterio de Cristo. Él da plenitud a los tiempos, a nuestros sucesos; por eso, nos reunimos hoy, con la dicha de los hijos de Dios, para reconocer su reinado sobre nosotros. Concluyamos este año litúrgico poniendo en el altar de nuestro Salvador y Rey los caminos que esperamos para el siguiente. En pie, iniciemos nuestra acción de gracias.

Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Santa Inés de Asís : 19 Noviembre

15

San Francisco entre Santa Clara y Santa Inés de Asís. Fr. Antonio de Villanueva
Hacia 1760. 114 x 89,3 cm (Tomado de: <http://www.colsant.quijost.com/10cl/04f/0/0/14.php&gt;)

SANTA INÉS DE ASÍS. Hermana de santa Clara y émula de su vida y santidad, nació en Asís el año 1197. Pocos días después de que Clara, en 1211 ó 1212, se fugara de casa, hizo otro tanto Inés para, juntas, consagrar sus vidas totalmente a Dios. Su familia se empeñó en recuperarla, pero Inés se mantuvo firme en su propósito. Pasó la mayor parte de su vida en el monasterio de San Damián, situado a las afueras de Asís. Pero en fecha que no podemos precisar fue enviada al monasterio de Monticelli de Florencia, con el encargo de transferir a esta nueva comunidad el genuino espíritu de Clara, y allí permaneció como abadesa largos años. De este tiempo conservamos una preciosa carta suya dirigida a Clara. En el último período de su vida, Inés se encontraba de nuevo en Asís. Acompañó a Clara en su última enfermedad y en su muerte, acaecida el 11 de agosto de 1253, y poco después falleció ella.(Tomado de: <franciscanos.org>)

– Oración: Señor, Dios nuestro, por intercesión de santa Inés de Asís, que fue modelo de vida franciscana y ejemplo para muchas almas consagradas, concédenos emular su santidad en la tierra y gozar de su compañía en el cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Santa Isabel de Hungría : 17 Noviembre

SCHEDONI, Bartolomeo
The Charity of St Elizabeth of Hungary
1611
Oil on canvas, 180 x 128 cm
Museo Nazionale di Capodimonte, Naples

SANTA ISABEL DE HUNGRÍA. Hija del rey Andrés II de Hungría, nació el año 1207 en Bratislava. A los 14 años se desposó con Luis IV, Landgrave de Turingia, con el que tuvo tres hijos. Vivió de forma eminente los ideales evangélicos que promovían las nacientes órdenes mendicantes. Acogió a los primeros franciscanos en su llegada a Turingia (1225). Se dedicó asiduamente a la oración y a las obras de caridad. Modelo de esposa y madre, brilló por su austeridad, generosidad y entrega al cuidado de los pobres y de los enfermos. A la muerte de su esposo en la VI Cruzada (1227), dejó la corte, se trasladó a Marburgo, abrazó voluntariamente la pobreza y fundó un hospital dedicado a San Francisco, en el que ella personalmente servía a los enfermos más desgraciados. Tempranamente se apagó su vida en Marburgo, el 17 de noviembre de 1231. Es patrona de la Tercera Orden Franciscana y son muchas las congregaciones religiosas dedicadas a la caridad que llevan su nombre.(Tomado de: <franciscanos.org>)

– Oración: Oh Dios, que concediste a santa Isabel de Hungría la gracia de reconocer y venerar en los pobres a tu Hijo Jesucristo, concédenos, por su intercesión, servir con amor infatigable a los humildes y a los atribulados. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

San Diego de Alcalá : 13 Noviembre

MURILLO, Bartolomé Esteban
Angels' Kitchen
1646
Oil on canvas, 180 x 450 cm
Musée du Louvre, Paris

SAN DIEGO DE ALCALÁ.  Nació en San Nicolás del Puerto (Sevilla) hacia 1400, de familia humilde. Muy joven abrazó la vida eremítica en la serranía de Córdoba, entregándose a la oración y al trabajo. A la edad de 30 años ingresó en la Orden franciscana como hermano laico; era analfabeto y se dedicó a los oficios más humildes como hortelano, enfermero, portero. Residió en varios conventos de su Provincia, promoviendo con su ejemplo el movimiento de la observancia. En 1441 partió como misionero a las islas Canarias, donde evangelizó, enseñó a cultivar la tierra y defendió los derechos de los nativos; lo nombraron superior del convento de Fuerteventura, pero se vio abrumado de dificultades. En 1450 se trasladó a Roma, donde atendió a apestados, a pobres y enfermos, curando con su oración a muchos. Pasó sus últimos años en Alcalá de Henares (Madrid), edificando a todos con su santidad y sabiduría evangélica. También es famoso por los milagros que Dios obró por su medio. Murió en Alcalá el 12 de noviembre de 1463 (Tomado de: <franciscanos.org>).

– Oración: Dios omnipotente, que derribas del trono a los poderosos y enalteces a los humildes, concédenos imitar la humildad de san Diego de Alcalá, para hacernos partícipes de su gloria en el cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario (B) : Moniciones

XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

Dn 12, 1-3 / Sal 16 (15) / Hb 10, 11-14. 18 / Mc 13, 24-32

«Cristo ofreció por los pecados, para siempre jamás, un solo sacrificio; está sentado a la derecha de Dios» (Hb 10, 12)

UNKNOWN MASTER, Catalan
 Altar frontal
 13th century
 Panel, 92 x 175 cm
 Museo del Prado, Madrid

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, sean bienvenidos a la celebración de la Eucaristía. Hoy XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, la liturgia nos recuerda que la fe se mueve entre ámbitos de tribulación, pero también, que albergamos una esperanza: Cristo está en la presencia del Padre abogando por nosotros y quiere conducirnos a estar junto a él. Llenos de esta esperanza cierta iniciemos esta celebración.

Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Cuando los hijos en la mesa están con el smartphone, no es una familia

Ojo con estas prácticas

Iglesiaactualidad

audiencia general 1

11 de noviembre de 2015.- Puntual como cada miércoles, el Santo Padre Francisco ha acudido esta mañana a la Plaza de San Pedro para pronunciar su catequesis ante las decenas de miles de peregrinos que participaban en la audiencia general. Antes de comenzar, ha invitado a los presentes a rezar un Ave María por los cardenales, obispos, consagrados y laicos que estos días se encuentran reunidos en Florencia celebrando el Cogreso Nacional de la iglesia italiana.

Ver la entrada original 525 palabras más

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Beatos Luis Beltrame Quatrocchi y María Corsini, esposos : 9 Noviembre

https://i1.wp.com/www.infovaticana.com/wp-content/uploads/2014/08/minfami3.png

(Imagen tomada de: <http://www.infovaticana.com/wp-content/uploads/2014/08/minfami3.png&gt;)

Beatos Luis Beltrame Quatrocchi y María Corsini, esposos. Luis nació en Catania (Sicilia) el año 1880. Estudió derecho en Roma, llegó a ser abogado del Estado y desempeñó cargos de verdadero prestigio. María nació en Florencia el año 1884 en el seno de una familia acomodada y recibió una excelente educación cultural y religiosa. Contrajeron matrimonio el 25 de noviembre de 1905 y tuvieron cuatro hijos, que abrazaron la vida religiosa en su momento. En el matrimonio vivieron una profunda y gozosa comunión de fe, de vida y de amor, que proyectaron hacia el prójimo. Formaron una familia cristiana ejemplar en el ámbito del hogar, en la vida social y en las actividades apostólicas. Él perteneció al movimiento «Rinascita Cristiana» y al «Fronte della Famiglia», y murió en Roma el 9 de noviembre de 1951. Ella, además de ocuparse de su marido y de sus hijos, realizó diversos apostolados, difundió la devoción al Corazón de Jesús, colaboró en la catequesis de los niños, acompañó a enfermos a Lourdes y prestó servicios en hospitales civiles y militares; además ejerció el apostolado de la pluma; perteneció a la Acción Católica y a los mismos movimientos que su esposo. Murió en Serravalle di Bibbiena el 26 de agosto de 1965. Juan Pablo II beatificó a los dos juntos el año 2001, y estableció que se memoria se celebre el 25 de noviembre, aniversario de su boda. (Tomado de: <franciscanos.org>)

Beato Luis y María, rogad por nuestros hogares.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

XXXII Domingo del Tiempo Ordinario (B) : Moniciones

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

1R 17, 10-16 / Sal 145 / Hb 9, 24-28 // Mc 12, 38-44

«Cristo entró en el propio cielo, donde está ahora ante Dios en favor nuestro » (Hb 9, 24b)

UNKNOWN MASTER, Italian
Pope Nicholas III Presented to Christ by Sts Peter and Paul (east wall, right)
1278-79
Fresco
Sancta Sanctorum, Lateran Palace, Rome

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración de la Eucaristía. Hoy, XXXII Domingo del Tiempo Ordinario, seguiremos profundizando en la idea de Cristo, quien ejerce su sacerdocio entre los humildes. Celebremos con gozó la bondad de nuestro Dios.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Cristo, el nuevo sacerdote, previene sobre los excesos de los sacerdotes y maestros de la Antigua Alianza; él, quien con su sacrificio ha entrado al santuario perfecto, nos señala que el camino de culto a Dios es donando todo lo que somos tal como lo hizo él o las viudas de las que nos da testimonio la Sagrada Escritura. Escuchemos atentos.

Canto de aclamación a la Palabra de Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Por tu preciosa sangre, escúchanos.

1) Que unidos a ti, en tu Iglesia vivamos la comunión perfecta en unidad a nuestro Papa Francisco, nuestro obispo N. y todos los pastores de nuestra diócesis de N.

2) Tú que con tu preciosa sangre nos has adquirido para el Padre, mueve nuestro corazón a la penitencia y sácianos de tu bondad.

3) Tú que nos has abierto las puertas del cielo, mira con ternura a las viudas y quienes padecen la soledad, para que reconozcan tu misericordia.

4) Sigue llamando a más obreros para tu mies y fortalece a quienes continúan tu sacerdocio o aspiran a ello, para que nos alimenten con las gracias de tu Cuerpo y tus Divinas Palabras.

5) Oración por las intenciones de la comunidad en particular.

MONICIÓN AL OFERTORIO

El sacerdote derramaba sangre de animales como culto a Dios, hoy, a ejemplo de Cristo, ofrezcamos nuestras vidas para gozar de la acción de Dios. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, el mayor don del Padre y quien aboga por nosotros, está en el altar. Comulguemos con él para unirnos a su obra salvadora. Pasemos al recibir el divino sacramento.

==========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 32 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

==========================

Kiononía san Ignacio

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

San Carlos Borromeo : 4 Noviembre

ROTTMAYR, Johann Michael
Apotheosis of St Charles Borromeo
c. 1721
Oil on canvas, 130 x 58 cm
Residenzgalerie, Salzburg

San Carlos cuyo nombre significa “hombre prudente” ha sido uno de los santos extraordinariamente activos a favor de la Iglesia y del pueblo que sobresale admirablemente. San Carlos Borromeo, un santo que tomó muy en serio aquella frase de Jesús: “Quien ahorra su vida, la pierde, pero el que gasta su vida por Mí, la ganará”, murió relativamente joven porque desgastó totalmente su vida y sus energías por hacer progresar la religión y por ayudar a los más necesitados. Decía que un obispo demasiado cuidadoso de su salud no consigue llegar a ser santo y que a todo sacerdote y a todo apóstol deben sobrarle trabajos para hacer, en vez de tener tiempo de sobra para perder.

Nació en Arjona (Italia) en 1538. Desde joven dio señales de ser muy consagrado a los estudios y exacto cumplidor de sus deberes de cada día. A los 21 años obtuvo el doctorado en derecho en la Universidad de Milán. Un hermano de su madre, el Cardenal Médicis, fue nombrado Papa con el nombre de Pío IV, y éste admirado de sus cualidades nombró a Carlos como secretario de Estado. Más tarde, renunció a sus riquezas, se ordenó de sacerdote, y luego de obispo y se dedicó por completo a la labor de salvar almas.

San Carlos fundó 740 escuelas de catecismo con 3,000 catequistas y 40,000 alumnos. Fundó además 6 seminarios para formar sacerdotes bien preparados, y redactó para esos institutos unos reglamentos tan sabios, que muchos obispos los copiaron para organizar según ellos sus propios seminarios. Fue amigo de San Pío V, San Francisco de Borja, San Felipe Neri, San Félix de Cantalicio y San Andrés Avelino y de varios santos más.

Murió cuando tenía apenas 46 años, el 4 de noviembre de 1584. En Arona, su pueblo natal, le fue levantada una inmensa estatua que todavía existe. (Tomado de: <https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=331&gt;)

– Oración: Conserva, Señor, en tu pueblo el espíritu que infundiste en san Carlos Borromeo, para que tu Iglesia se renueve sin cesar y, transformada en imagen de Cristo, pueda presentar ante el mundo el verdadero rostro de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

San Martón de Porres : 3 Noviembre

San Martín de Porres,

religioso de la Orden de Predicadores

https://i2.wp.com/www.infovaticana.com/wp-content/uploads/2013/10/s7.jpg
Perfil histórico

San Martín de Porres nace en Lima el 9 de diciembre de 1579, hijo de Juan de Porres, caballero español de la Orden de Calatrava y de Ana Velázquez, negra libre panameña. Juan de Porres marcha a Guayaquil, Ecuador, comisionado por el Virrey Don García Hurtado de Mendoza. Allí reclama a sus dos hijos que salen para Ecuador. Años más tarde, Don Juan Porres es nombrado Gobernador de Panamá por lo que los niños, Martín y Juana, regresan con su madre a Lima; es el año 1590, Martín tiene once años. A los Doce Martín está de aprendiz de peluquero, y asistente dentista. La fama de su santidad corre de boca en boca por la ciudad de Lima.

San Martín de PorresConoce a Fray Juan de Lorenzana, famoso dominico como teólogo y hombre de virtudes. Le invita a entrar en el Convento de Nuestra Señora del Rosario.

La legislación de entonces impedía ser religioso por el color y por la raza, por lo que Martín de Porres ingresa como Donado, pero él se entrega a Dios y su vida está presidida por el servicio, la humildad, la obediencia y un amor sin medida.

San Martín tiene un sueño que Dios le desbarata: “Pasar desapercibido y ser el último”. Su anhelo es seguir a Jesús de Nazaret. Se le confía la limpieza de la casa; su escoba será, con la cruz, la gran compañera de su vida.

Sirve y atiende a todos, pero no es de todos comprendido. Un día cortaba el pelo y hacía el cerquillo a un estudiante: éste molesto ante la mejor sonrisa de Fray Martín, no duda en insultarle: ¡Perro mulato! ¡Hipócrita! La respuesta fue una generosa sonrisa.

San Martín lleva dos años en el convento, hace ya seis que no ve a su padre, éste le visita y… después de dialogar con el P. Provincial, éste y el Consejo Conventual deciden que Fray Martín sea hermano cooperador.

El 2 de junio de 1603 San Martín de Porres se consagra a Dios por su profesión religiosa. El P. Fernando Aragonés testificará: “Se ejercitaba en la caridad día y noche, curando enfermos, dando limosna a españoles, indios y negros, a todos quería, amaba y curaba con singular amor”. La portería del convento es un reguero de soldados humildes, indios, mulatos, y negros; él solía repetir: “No hay gusto mayor que dar a los pobres”.

San Martín de Porres es un amor desbordante y universal. Su hermana Juana disfruta de buena posición social, por lo que, en una finca de ésta, da cobijo a enfermos y pobres. Y en su patio acoge a perros, gatos y ratones.

Los religiosos de la Ciudad Virreinal van de sorpresa en sorpresa. El Superior le prohibe realizar nada extraordinario sin su consentimiento. Un día, cuando regresaba al Convento, un albañil le grita al caer del andamio; el Santo le hace señas y corre a pedir permiso al superior, éste y el interesado quedan cautivados pos su docilidad. Su vida termina en loor de multitudes el 3 de noviembre de 1639.

Semblanza Espiritual

Juan XXIII sentía verdadera devoción por San Martín de Porres, una pequeña imagen de marfil preside la mesa de su despacho y él mismo lo canoniza el 6 de mayo de 1962.

San Martín de Porres ve confirmado en su persona el Evangelio: “El que se humilla será ensalzado”. Este hombre que sintonizaba con la oscuridad de su piel y que disfrutaba en Dios al verse humillado y postergado, pasados los siglos será un Santo que centre en su persona los dos continentes: Europa y América, San Martín es querido por todos, invocado por ricos y pobres, enfermos y menesterosos, por hombres de ciencia y por ignorantes. Su imagen o su estampa va en los viajes, está en las casas y en los hospitales, en los libros de rezo y en los de estudio. Todo porque fue humilde, obediente, y, como dijera Juan XXIII, “Es Martín de la Caridad”. A nadie extraña que sea Patrono de los Hermanos Cooperadores Dominicos, del Gremio de los Peluqueros, de la Limpieza Pública, Farmacéuticos y Enfermeros. Una Congregación sudafricana le tiene por abogado: Son las Hermanas Dominicas de San Martín de Porres y muchos más. Todos ellos se gozan de que “Fray Escoba” sea su patrono y su ejemplo. (Tomado de: <dominicos.org>)

Kiononía san Ignacio

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Conmemoración de los fieles difuntos

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS. La Iglesia, después de celebrar ayer la fiesta de todos sus hijos bienaventurados ya en el cielo, se interesa hoy ante el Señor en favor de las almas de todos cuantos nos precedieron en el signo de la fe y duermen en la esperanza de la resurrección, para que, purificados de toda mancha de pecado, puedan gozar de la felicidad eterna. Celebramos, pues, la victoria de Cristo, y de nosotros con Él, sobre la muerte. Y hacemos memoria de cuantos, habiendo compartido ya la muerte de Jesucristo, están llamados a compartir también con Él la gloria de la resurrección. El primer prefacio de difuntos nos enseña que «en Cristo brilla la esperanza de nuestra feliz resurrección; y así, aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad; porque la vida de los que creemos en el Señor, no termina, se transforma; y, al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en el cielo». Mientras nosotros pedimos por los difuntos, ellos interceden por nosotros. (Tomado de: <franciscanos.org>)
  
– Oración: Escucha, Señor, nuestras súplicas para que, al confesar la resurrección de Jesucristo, tu Hijo, se afiance también nuestra esperanza de que todos tus hijos resucitarán. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.