XXXII Domingo del Tiempo Ordinario (B) : Moniciones

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B

1R 17, 10-16 / Sal 145 / Hb 9, 24-28 // Mc 12, 38-44

«Cristo entró en el propio cielo, donde está ahora ante Dios en favor nuestro » (Hb 9, 24b)

UNKNOWN MASTER, Italian
Pope Nicholas III Presented to Christ by Sts Peter and Paul (east wall, right)
1278-79
Fresco
Sancta Sanctorum, Lateran Palace, Rome

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración de la Eucaristía. Hoy, XXXII Domingo del Tiempo Ordinario, seguiremos profundizando en la idea de Cristo, quien ejerce su sacerdocio entre los humildes. Celebremos con gozó la bondad de nuestro Dios.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Cristo, el nuevo sacerdote, previene sobre los excesos de los sacerdotes y maestros de la Antigua Alianza; él, quien con su sacrificio ha entrado al santuario perfecto, nos señala que el camino de culto a Dios es donando todo lo que somos tal como lo hizo él o las viudas de las que nos da testimonio la Sagrada Escritura. Escuchemos atentos.

Canto de aclamación a la Palabra de Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Por tu preciosa sangre, escúchanos.

1) Que unidos a ti, en tu Iglesia vivamos la comunión perfecta en unidad a nuestro Papa Francisco, nuestro obispo N. y todos los pastores de nuestra diócesis de N.

2) Tú que con tu preciosa sangre nos has adquirido para el Padre, mueve nuestro corazón a la penitencia y sácianos de tu bondad.

3) Tú que nos has abierto las puertas del cielo, mira con ternura a las viudas y quienes padecen la soledad, para que reconozcan tu misericordia.

4) Sigue llamando a más obreros para tu mies y fortalece a quienes continúan tu sacerdocio o aspiran a ello, para que nos alimenten con las gracias de tu Cuerpo y tus Divinas Palabras.

5) Oración por las intenciones de la comunidad en particular.

MONICIÓN AL OFERTORIO

El sacerdote derramaba sangre de animales como culto a Dios, hoy, a ejemplo de Cristo, ofrezcamos nuestras vidas para gozar de la acción de Dios. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, el mayor don del Padre y quien aboga por nosotros, está en el altar. Comulguemos con él para unirnos a su obra salvadora. Pasemos al recibir el divino sacramento.

==========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 32 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (B)

==========================

Kiononía san Ignacio

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: