V Domingo del Tiempo Ordinario (C) : Moniciones

V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Is 6, 1-2a. 3-8 / Sal 138 (137) / 1Co 15, 1-11 // Lc 5, 1-11

«Gracias a Dios soy lo que soy, y su gracia en mí no ha resultado estéril, ya que he trabajado más que todos ellos; no yo, sino la gracia de Dios conmigo» (1Co 15, 10)


DUCCIO di Buoninsegna
 Appearance on Lake Tiberias (panel 3)
 1308-11
 Tempera on wood, 37 x 48 cm
 Museo dell'Opera del Duomo, Siena

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración del domingo. Hoy nos encontramos en este quinto domingo del Tiempo Ordinario; con él damos fin a la primera parte del Tiempo Ordinario para abrirnos a la Cuaresma; sin embargo, Dios no deja de llamarnos a cada instante a su misericordia y servicio. Prestemos atención para contemplar la acción de Dios. Iniciemos nuestra Eucaristía.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Hermanos, Dios no cesa de llamarnos, de invitarnos a su servicio; para ello, como nos mostrará el Apóstol Pablo, dispone de su gracia y bondad para que hagamos más y mayores cosas para su servicio, por eso, con la misma intensidad con la que llamó a sus discípulos, nos llama hoy a vivir ante su presencia. Llenos de gozo, escuchemos.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Envíanos, Señor, a anunciar tu misericordia.

1) Que tu Iglesia, unida a la voz del Papa Francisco, sea signo de comunión y esperanza en el mundo.

2) Que los religiosos, que se han consagrado mediante la profesión de los consejos evangélicos, sigan siendo luz en medio de las tinieblas y testimonio de tu llamada.

3) Que las naciones de la tierra reconozcan el llamado que les haces a vivir en justicia y fraternidad, para que depuesto el egoísmo, gocemos de una tierra nueva.

4) Que con tu gracia adelantemos acciones grandes y pequeñas en el cuidado de la creación que nos has dado, y nuestra casa común, se una a la alabanza que hacemos de tu Nombre.

5) Que nuestra comunidad, escuchando la invitación que le haces a guardar la Buena Nueva, dé frutos de conversión y seguimiento fiel a ti.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Cristo, no quiere pasar de largo sin regalarnos su mirada, su llamado. Ahora, depositemos en el altar el fruto de nuestro trabajo y nuestros pesares, del mismo modo que los discípulos, dejando las redes, gozaron de la libertad de seguir al Señor. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Dios que llamó a Isaías a su servicio, el que llenó de su gracia a san Pablo y llamó a sus primeros pescadores, está en medio de nosotros. Cristo quiere ofrecerse como alimentos para fortalecer nuestros sueños y nuestro camino junto a él. Con corazón devoto, pasemos a comulgar.

==============================

Descargue estas moniciones en versión imprimible. 05 DOMINGO DEL TO (C) 2016

============================

2016

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: