V Domingo de Cuaresma (C) : Moniciones

V DOMINGO DE CUARESMA

CICLO C – 2016

Is 43, 16-21 / Sal 126 (125) / Flp 3, 8-14 // Jn 8, 1-11

«Más aún, todo lo considero pérdida comparado con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús mi Señor…» (Flp 3, 8a)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración del Nombre del Señor. Hoy se nos presentan dos retos que brotan de la misericordia de nuestro Dios: En primer lugar, abandonar nuestra vida de pecado ya que Dios está dispuesto al perdón; en segundo lugar, a apasionarnos por Cristo.

Movidos por su amor y su gracia, celebremos este quinto domingo de Cuaresma.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

El perdón de Dios está abierto ante nosotros. Cristo hoy posa su tierna mirada sobre nosotros para levantarnos; del mismo modo que lo hizo con la mujer adúltera y con San Pablo, el cual, lle a considerar como basura todo aquello que le separase de ese amor.

Atentos a la Palabra de Dios, dinamicemos nuestro camino de conversión.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Sácianos, Señor, de tu misericordia.

1) Que tu Iglesia, Señor, continúe anunciando la esperanza en tu misericordia y sea signo de reconciliación entre todos los pueblos.

2) Que nuestro país sea bendecido constantemente por tu amor y en él se fomente la construcción de la paz y la justicia según tus designios.

3) Que las familias, en especial las que sufren a causa de la indiferencia, sean recintos de amor, acogida y bondad; para que en ellas brille tu Rostro.

4) Que quienes sentimos el peso de nuestros crímenes y pecados, reconozcamos tu mirada tierna para considerar todo como basura con tal de estar aferrados a ti, Señor.

5) Que nuestra comunidad parroquia, unida a la oración con María, aguarde gozosa la celebración de tu perdón y de la Pascua en la escucha constante de tu Palabra de vida.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Presentemos en el altar nuestros corazones para que, como san Pablo, sepamos que los dones que allí se consagran son nuestra mayor riqueza.

Con fe decidida, hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Hijo de Dios, la dicha de todo cristiano, la presencia viva del perdón del Padre, se encuentra sobre este altar en las formas del Pan y Vino. Pasemos, como pueblo de Dios, al altar para gustar de las enormes riquezas que nos tiene reservadas y para que seamos misioneros infatigables de su misericordia. Con corazón dispuesto, pasemos a comulgar. 

====================================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible: 05 DOMINGO DE CUARESMA (C) 2016

Imagen tomada de: <http://es.freeimages.com/photo/church-1540773&gt;.

=============================================

2016

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: