XXV Domingo del Tiempo Ordinario (C) 2016 : Moniciones

XXV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Am 8, 4-7 / Sal 112 / 1Tm 2, 1-8 // Lc 16, 1-13

«Quiero, pues, que en todo lugar donde los hombres estén orando levanten al cielo manos limpias de todo enojo y discusión.» (1Tm 2, 8)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a este XXV Domingo del Tiempo Ordinarios, donde nos reunimos como hermanos en la fe a festejar la victoria de nuestro Dios sobre el mundo y la muerte. Esta confesión de fe, nos levanta de nuestra condición imperfecta y fija nuestros corazones en la misericordia de Dios; el cual, una vez más nos manifiesta sus exigencias y es claro al presentarnos al pedirnos que nada ni nadie debe importarnos más que él.

Dichosos celebremos el Nombre del Señor.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Dios quiere que nuestro corazón sea para él; por eso, en este domingo se nos plantea la compleja relación que hemos de tener con los bienes materiales y el dinero. Una palabra para pesar el mal que nos causa la codicia y la ambición manchando nuestro corazón ante la presencia de Dios; de ahí que san Pablo nos invite a permanecer en pureza a la hora de levantar nuestras manos en oración y que Jesús sentenciará de modo más directo: “No podéis servir a Dios y al dinero”. Escuchemos atentos

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Tú que amas la justicia, escúchanos, Señor.

1) Que tu Iglesia, Señor, movida por una caridad ardiente sepa disponer de todos sus bienes para tu servicio, de modo que todo sea instrumento que nos una más a ti y conserve la pureza de nuestra oración.

2) Que los servidores del Estado, sepan hacer una distribución justa de las riquezas de nuestro país, para que a nadie falte nada y en nuestra historia florezca la justicia de tu providencia.

3) Que quienes padecen necesidades materiales, la falta de empleo y el hambre encuentren en tu Divina Providencia y nuestra mano generosa, un motivo para alabarte con pureza de espíritu.

4) Que nuestra comunidad de fe, siguiendo el modelo de los santos, sepa atender a tus invitaciones y, dando un uso prudente a los bienes con los que la adornas, sea modelo de generosidad.

MONICIÓN AL OFERTORIO

En el momento del ofertorio, pongamos nuestro corazón en el altar junto con las dádivas que presentamos al Señor, para que se fortalezca nuestro deseo de buscarlo en todas las cosas y, con prudencia, hagamos uso sensato de los bienes que Dios nos confía. Hagamos con generosidad nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Estar unidos a Cristo es nuestra mayor alegría, nuestra mayor aspiración, nuestra mayor dulzura. Al momento de pasar al altar, pidamos al Espíritu de Dios que nos fortalezca con sus dones y carismas para dar frutos de generosidad y justicia ante quien nos necesita. En actitud de adoración, pasemos a comulgar.

GIOTTO di Bondone
Legend of St Francis: 5. Renunciation of Wordly Goods
1297-99
Fresco, 270 x 230 cm
Upper Church, San Francesco, Assisi

========================

Descargues estas moniciones en versión imprimible 25-domingo-del-to-c-2016

========================

Featured Image -- 1080

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: