XXXI Domingo del Tiempo Ordinario (C) 2016 : Moniciones

XXXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Sb 11, 22-12, 2 / Sal 145 (144) / 2 Ts 1, 11-2, 2 // Lc 19, 1-10

«Pero te compadeces de todos, porque todo lo puedes» (Sb 11, 23a)

tree

Imagen tomada de: <http://es.freeimages.com/photo/tree-1531704&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Es un gran gusto vernos reunidos en torno al altar para celebrar las maravilla del Señor en este XXXI Domingo del Tiempo Ordinario. El Señor no sólo ha escuchado nuestras oraciones, sino que también tiene compasión de nosotros, por eso, acudamos a Él para que, confesando nuestros pecados, gocemos de su inmensa misericordia.

Alegres por la salvación de nuestro Dios, iniciemos como hermanos esta celebración de fe. 

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios enfatiza en este domingo en el poder misericordioso de Dios. Somos sus criaturas y él conoce nuestros corazones aguardando a que volvamos a él, incluso, él mismo se adelanta para visitarnos y traernos la alegría de su salvación, tal como sucedió con Zaqueo, quien hizo todo lo posible para ser merecedor de la mirada amorosa de Jesús.

Escuchemos atentos al Dios que nos invita a vivir en su amor.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Dios de nuestra salvación, escúchanos.

1) Que tu Iglesia, animada por el encuentro contigo, abra los brazos al perdón y la misericordia en este año santo.

2) Que nuestro país, movido por la fuerza de tu Espíritu, viva la justicia, en especial con los desposeídos, los migrantes y los que buscan una vida digna para ellos y sus familias.

3) Que aquellos que se encuentran alejados de tu Palabra, abran los oídos de sus corazones y como Zaqueo, reconozcan la dicha de vivir en tu presencia y el poder de tu salvación.

4) Por los que estamos aquí reunidos como comunidad de bautizados, para que en este año de la misericordia, renovemos nuestra fe y la vocación a la cual nos llamas para conducirnos a la santidad.

MONICIÓN AL OFERTORIO

El Señor es clemente y misericordioso, decíamos en el Salmo de hoy, por eso, que todos tus fieles te den gracias, invita el salmista. Ahora, al depositar nuestras ofrendas en el altar, no cesemos de agradecer el gran poder del amor de Dios, el cual nos busca incesantemente, sin que que seamos dignos de tan infinito amor. Dispuestos a volver nuestra vida al Padre, hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, el Señor, quiere entrar a nuestra casa; él mismo se hace presente en el altar para traernos su Palabra y Presencia salvadora. Abrámonos, pues, a la acción de su amor y misericordia, para dar frutos de santidad. Con la misma alegría con que Zaqueo y todos los santos recibieron al Señor, pasemos a comulgar.

=====================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible 31-domingo-del-to-c-2016

 =====================================

=================== REFLEXIÓN ===================

Escuchábamos en el libro de la Sabiduría las siguientes palabras:

Te compadeces de todos, porque todo lo puedes,

cierras los ojos a los pecados de los hombres,

para que se arrepientan.

Los domingos anteriores veníamos abordando el tema de la oración; hoy se nos propone el asunto del arrepentimiento. Una y otra cosa no van por separado. Si recordamos hace ocho días, el publicano en el templo entra en un clima hondo de oración al reconocerse pecador: arrepentido. Y esto nos da una clave para evaluar nuestros momentos de oración: ¿Qué tipo de plegarias presentamos al Señor? ¿Sólo suplicamos por lo que queremos? ¿Entramos en el fondo de nuestro ser para ofrecer a Dios lo mucho o lo poco que somos ante su mirada?

Sin embargo, no se trata de un ejercicio de autocompasión. La verdadera oración levanta, como hizo Jesús con Zaqueo, de quien, viendo sus contantes esfuerzos (subirse a un árbol para verlo), le levanta en su dignidad de hijo de Dios e hijo de Abraham.

No pongamos obstáculos al obrar de Dios, que él atenderá nuestras suplicas, colmando nuestra esperanza y otorgándonos su perdón para que en nuestras casas more su salvación.

Featured Image -- 1080

IMG_2253-0

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: