NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO (C) 2016 : Moniciones

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

CICLO C – 2016

2S 5, 1-3 / Sal 122 (121) / Col 1, 12-20 // Lc 23, 35-43

«Todo fue creado por él y para él» (Col 1, 17a)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a la celebración de la Eucaristía. Hoy concluimos, con la celebración de Jesucristo rey del universo, el año litúrgico y, con él, el año santo de la misericordia. Al llegar a este momento culminante, preguntémonos: ¿Qué frutos de conversión y misericordia traigo ante el Señor?

Con la felicidad que nos causa un Dios que es rey de todo el universo y es rico en misericordia, iniciemos nuestra celebración eucarística.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios en este día, no recuerda el momento en el que el pueblo de Israel elige a David como rey. Con Cristo tenemos, nos recuerda san Lucas, a un rey que no es de este mundo y nos destina a una vida en el paraíso; por ello, con San Pablo, reconocemos que él es nuestro principio y nuestro fin.

Atendamos a la voz de nuestro rey y gocemos de su inmenso amor.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Rey de misericordia, escúchanos.

1) Damos gracias a Dios Padre, que nos ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Que tu la Iglesia, animada por la contemplación de tu misericordia, sea signo de la luz, la caridad y la bendición de tu amor en el mundo. Roguemos al Señor.

2) Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas. Que todos los pueblos, Rey de reyes, atiendan a tu voz que nos llama a un vida esplendorosa, justa y misericordiosa, para que todos reconozcan tu reino se encentra entre nosotros. Roguemos al Señor.

3) … por medio de él fueron creadas todas las cosas. Que nuestros hermanos que sufren, Señor, encuentren en nosotros el gesto y la palabra oportuna que les permita gozar la bondad de tu providencia y el sentido de la cruz en su vida de fe. Roguemos al Señor.

4) «Te lo aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso». Que quienes estamos aquí reunidos celebrando tu Nombre y la comunión de los santos, concluyamos este año santo en la dicha de tu gracia y reconciliación para que, animados siempre por tu misericordia, crezcamos en el conocimiento de ti. Roguemos al Señor.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él. Cuando nos disponemos a presentar nuestras ofrendas, sepamos que en Cristo y por él todos nuestros trabajos adquieren sentido. En la cruz y en este altar, depositemos nuestros afanes para vivir la dichosa pascua del Señor. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Y por él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz. En Cristo nuestro Rey encontramos nuestra paz; Él es la misericordia visible del Padre, la dicha del Espíritu Santo; por él caminamos diligentes hacia la salvación. Cristo, el Rey del universo, está sobre el altar para fortalecer nuestro caminar. Al concluir este año santo, pasemos a comulgar con nuestro Rey.

=========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible: 34-ntro-sr-jxto-rey-del-universo-c-2016

=========================

:::::::REFLEXIÓN:::::::

Hoy es el último domingo del Tiempo Ordinario y celebramos la solemnidad de Cristo Rey. El año litúrgico llega a su fin, pero ¿Qué significa celebrar esta solemnidad en este día? La respuesta a esta pregunta ahonda en la misma visión de la historia que tenemos los cristianos. En primer lugar, nuestra visión de la historia no obedece a un ciclo indeterminado como un espiral que poco a poco carece de sentido; tampoco se trata de una linealidad cuyo fin es significado por la transformación de la materia. Tampoco se trata de una sucesión sin fin de luchas dialécticas o superaciones de antítesis. Por el contrario, nuestra visión de la historia adquiere sentido, no tanto por el hacer del hombre, sino por aquel a quien encontramos en su inicio y en su fin. Sabemos que habrá un final de los tiempo en el cual todo será significado en nuestro Dios y Señor Jesús.

Reconocer a Cristo como Rey, es aceptar que él está al final de los días, de nuestra historia, de nuestras experiencias, de todo. Por eso san Pablo, al exhaltar a Cristo como Señor, lo coloca como cabeza y culmen de todo. Celebrar esta solemnidad, al concluir el año liturgico, es una invitación a colocar a nuestro Dios como quien da sentido a nuestro ser.

Que al concluir este año de la misericordia, a pesar de ver ya cerradas las puertas santas, sigamos viviendo con la confianza de tener un Dios que nos aguarda con los brazos abiertos (Cf. Lc 15).

Que María y José nos acompañen en este finalizar el año litúrgico y el bello tiempo del adviento que se avecina.

Featured Image -- 1080

IMG_2253-0

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO (C) 2016 : Moniciones

  1. Pingback: Noviembre 2016 | Monicionista litúrgico

  2. Muy bueno lo utilizare para este Domingo, saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: