IV Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : Moniciones

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO A – 2017

So 2, 3; 3, 12-13 / Sal 146 (145) / 1Co 1, 26-31 // Mt 5, 1-12a

lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios”. (1Co 1, 27a)

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, sean todos bienvenidos a la celebración de la eucaristía de este IV Domingo del Tiempo Ordinario. Dios se fija en los humildes, en los que, puestos en sus manos, confían en su justicia y misericordia. De hecho, nos llama de nuevo a la felicidad sin límite, a la bienaventuranza, la cual no se ajusta a los patrones de muchos.

Llenos del amor del Padre, celebremos esta acción de gracias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios ilumina nuestra mente y nuestro corazón; ella hoy nos pide cambiar nuestros criterios de valoración, ya que el pobre y el humilde es tenido en cuenta con mayor cariño en el corazón de Dios. De ahí que la bienaventuranza cristiana sea, no un camino de éxito y abundancia, sino un camino que abraza la cruz por amor a Dios.

Escuchemos atentamente para encender nuestro corazón en amor a la voluntad del Padre.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Cristo, evangelio de Dios, escúchanos.

1) … en este Cristo que Dios ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención. Por tu Iglesia, para que, fiel a la bienaventuranza sea luz en medio del mundo, reflejo de tu santidad y casa de acogida para todo el que te busca.

2) El Señor reina eternamente, tu Dios, Sión, de edad en edad. Por nuestra nación, para que, poniendo sus ojos en los pobres y desvalidos, sea recinto donde reine el amor de nuestro Dios.

3) … el Señor endereza a los que ya se doblan. Por nuestros hermanos oprimidos por la enfermedad, la soledad, el desempleo y el pecado; para que no desfallezcan en su lucha y resplandezcan en la Iglesia como signo de la bondad de Dios.

4) Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los Hijos de Dios. Por esta comunidad de fe aquí reunida, para que sea dócil a la acción de tu Espíritu, y siembre la paz y la misericordia en un mundo ávido de signos de amor y fidelidad al evangelio.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Depositemos en el altar nuestro corazón junto con el pan y el vino. Hagamos ofrenda de nuestras vidas para que, movidos por la bienaventuranza prometida, seamos imagen de Cristo y motivo de alegría para el coro de los ángeles y quienes nos rodean.

Dichosos, hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

¿Qué nos hace felices? Es la pregunta que el Evangelio siembra en nuestro corazón. Cristo, el hijo de María y José, la dicha de los ángeles y los santos, está sobre el altar para convertirse en la respuesta a esa pregunta. Él nos alimenta con su divina presencia para que, a pesar de nuestro pecado, encontremos en él la dicha y el camino a la felicidad que es la santidad. Llenos de alegría por la bondad de nuestro Dios, pasemos a comulgar.

================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aqui

================

::::::REFLEXIÓN::::::

De las Admoniciones de San Francisco de Asís

Cap. XXVII: De la virtud que ahuyenta al vicio

Donde hay caridad y sabiduría,

allí no hay temor ni ignorancia.

Donde hay paciencia y humildad,

allí no hay ira ni perturbación.

Donde hay pobreza con alegría,

allí no hay codicia ni avaricia.

Donde hay quietud y meditación,

allí no hay preocupación ni vagancia.

Donde está el temor de Dios para custodiar su atrio,

allí el enemigo no puede tener un lugar para entrar.

Donde hay misericordia y discreción,

allí no hay superfluidad ni endurecimiento.

Cap. XXVIII: Hay que esconder el bien para que no se pierda

Bienaventurado el siervo que atesora en el cielo los bienes que el Señor le muestra, y no ansía manifestarlos a los hombres con la mira puesta en la recompensa, porque el Altísimo en persona manifestará sus obras a todos aquellos a quienes le plazca. Bienaventurado el siervo que guarda en su corazón los secretos del Señor.

(Tomado de: <http://www.franciscanos.org/esfa/adm-be.html&gt;)

cropped-image21.jpg

Anuncios
Categorías: Moniciones, Reflexiones | Etiquetas: , , , , | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “IV Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : Moniciones

  1. Pingback: Enero 2017 | Monicionista litúrgico

  2. Muy buena la pagina y de mucha utilidad para una servidora del señor. Gracias x compartirla

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: