VIII Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : Moniciones

VIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO A – 2017

Is 49, 14-15 / Sal 62 (61) / 1Co 4, 1-5 // Mt 6, 24-34

Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura”. (Mt 6, 33)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración del Nombre del Señor. En este VIII Domingo del Tiempo Ordinario, Dios nos invita a confiar en su Divina Providencia, esto es, hacer todo cuanto de nosotros dependa por hacer mejor nuestra vida; pero también confiar en Él, pues su corazón se derrite en atención y cuidado hacia nosotros, su hijos.

Llenos de dicha por esta esperanza, iniciemos nuestra celebración.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Hoy la liturgia de la palabra nos llama a movernos entre la confianza en Dios y el cuidado de nuestra vida. Algunos se confían tanto que apagan el actuar de Dios, por lo tanto es necesario estar alertas; así nos lo recordará san Pablo. Pero, por otra parte, no todo depende de nosotros, ya que por la fe confesamos que nuestra vida está en manos de Dios como las aves del cielo y los lirios del campo.

Movidos por la confianza en nuestro Padre, escuchemos su voz.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Susténtanos con tu amor, Señor..

1) Para que nuestra Iglesia, movida por tu Palabra de vida, progrese en santidad y amor de tu Nombre, dando testimonio fiel de tu amor y apertura a tu acción de salvación.

2) Para que nuestros países escuchen la llamada que le haces a tu amor y, así, todos trabajemos en la construcción de una sociedad más justa y misericordiosa.

3) Para que nuestros hermanos enfermos, quienes atraviesan por momentos de angustia o falta de empleo, reconozcan tu providencia amorosa y vean tu actuar salvador en cada uno de sus días.

4) Para que los que estamos aquí reunidos, confiemos en tu bondad, Señor; y, movidos por el testimonio de los santos, pongamos nuestro corazón en tu providencia y amor.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Nuestro Padre de misericordia sustenta a las aves del cielo y lo lirios del campo, ¿Cuánto más no hará con nosotros? Por esta razón, estamos llamados a retribuirle a Él todas sus bondades compartiendo nuestro bienes y en alabanza sincera. Depositemos en el altar el fruto de nuestro trabajo y nuestra sed de confianza. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Acerquémonos al altar con las intenciones del salmista: confiad en él, oh pueblo, en todo tiempo; derramad ante él vuestro corazón, ¡Dios es nuestro refugio!. Cristo está aquí para alimentarnos con su presencia y sustentarnos con su amor. Confiados en esta verdad, pasemos a comulgar.

======================

Vea estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

======================

::::: REFLEXIÓN:::::

De las Admoniciones de San Francisco de Asís

Adm 13. La paciencia

Dichosos los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9). El siervo de Dios no puede saber cuánta paciencia y humildad posee mientras todo le vaya a satisfacción. Mas la paciencia y humildad que tenga el día en que !e lleven la contraria quiénes debieran darle satisfacción, esa tiene y no más.

Adm 14. La pobreza de espíritu

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mt 5,3). Hay muchos que perseveran en la oración y en los divinos oficios y hacen muchas abstinencias y mortificaciones corporales, pero por sola una palabra que parece ser injuriosa para sus cuerpos o por cualquier cosa que se les quite, se escandalizan y en seguida se alteran. Esos tales no son pobres de espíritu; porque quien es de verdad pobre de espíritu se odia a sí mismo y ama a los que le golpean en la mejilla (cf. Mt 5,39).

Adm 15. La paz

Dichosos los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9). Son verdaderamente pacíficos aquellos que, en medio de todo lo que padecen en este siglo, conservan la paz de alma y cuerpo, por el amor de nuestro Señor Jesucristo.

Adm 16. La limpieza de corazón

Dichosos los limpios corazón, porque ellos verán a Dios (Mt 5, 8). Son verdaderamente de corazón limpio los que desprecian lo terreno, buscan lo celestial y nunca dejan de adorar y contemplar con corazón y ánimo limpio al Señor Dios vivo y verdadero.

cropped-image21.jpg

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: