II Domingo de Cuaresma (A) 2017 : Moniciones

II DOMINGO DE CUARESMA

CICLO A – 2017

Gn 15, 5-12. 17-18 / Sal 26 / Flp 3, 17-4, 1  // Lc 9, 28b-36

Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro”. (Sal 26)

Galería del sol

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos. Celebramos el segundo domingo de la Cuaresma y con ello seguimos disponiendo nuestro corazón para la Pascua de Cristo. El día de hoy se nos ratifica una de las actitudes propias del creyente: creer en la Palabra de Dios. Dios cumplirá sus promesas. Estemos atentos a la acción de Dios para descubrir su obra salvadora.

Amados por nuestro Padre, iniciemos nuestra acción de gracias.

 

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Liturgia de la Palabra de este domingo nos invita a la contemplación y la fe; para ello, Abrán, San Pablo, Moisés, Elías, Pedro, Juan y Santiago se nos presentan como modelos. A veces nuestra fe claudica, pues esperamos respuestas de Dios, pero, como cristianos debemos confirmar algo: Él siempre actúa; por tanto, abramos nuestros oídos para ser fieles al mensaje de Dios: Este es mi Hijo amado, escuchadle.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Brille tu luz sobre nosotros, Señor..

1) A tu Iglesia, Señor, concédele la fuerza de tu Espíritu para que anuncie con fidelidad tu Palabra y, en este tiempo de Cuaresma, renueve su esperanza en ti para que brille en santidad.

2) A los pueblos que has adquirido con tu sangre, invítalos con tu ternura a gozar de tu banquete eterno, de modo que tú seas Dios y no los ídolos que se levantan contra nuestra dignidad.

3) A los hogares que sufren a causa del desamor, la mentira, la infidelidad o la precariedad de los bienes materiales, fortalécelos con tu misericordia para que renueven la alianza que han sellado contigo.

4) A nosotros que nos has congregado para celebrar tu Nombre, danos entrañas de misericordia, fidelidad en la escucha y ardor en la caridad, para que este tiempo de Cuaresma nos permita abrirnos a las obras de tu amor.

 

MONICIÓN AL OFERTORIO

Los discípulos subieron con el maestro al monte donde contemplaron su gloria; nosotros presentamos nuestras vidas en el altar para que Él actúe en majestad sobre nosotros. Que junto al pan y el vino, la ofrenda de nuestra vida y nuestro trabajo, contemplemos la obra de amor que Dios hace en cada uno de nosotros. Hagamos nuestra ofrenda.

 

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, el Hijo predilecto del Padre está en medio de nosotros para hacerse nuestro alimento y nuestra fuerza. Que al pasar a comulgar con Él, renovemos nuestro deseo de descubrirlo en su Palabra, en el amor a los hermanos y en la fuerza de la oración.

Contemplemos sus maravillas y pasemos, como hermanos, al altar.

 

========================

Descargue estas moniciones haciendo click aquí

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: