V Domingo de Cuaresma (A) 2017 : Moniciones

V DOMINGO DE CUARESMA –Laetare-

CICLO A – 2017

Ez 37,12-14 / Sal 130(129) / Rm 8,8-11 / Jn 11,1-45

Pondré mi espíritu en ustedes y vivirán»”. (Ez 37, 14a)

cementerio

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a la celebración de la mesa del Señor. Celebramos el quinto domingo de la cuaresma. Dios sigue llamándonos a habitar en su presencia y gozar de una vida en el espíritu; es decir, a contemplar con los ojos de la fe todo lo bueno y lo malo que nos sucede, ya que en todo se manifiesta su acción y su poder.

Animados por la esperanza, iniciemos nuestra celebración.

 

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de este domingo tiene un elemento común: el Espíritu de Dios. Él es la acción de Dios en la historia, en la creación y en nosotros mismos. Esto confirma una de las verdades más hondas de nuestra fe: la resurrección de los muertos, la cual, en Cristo Jesús, tiene verdadero y pleno cumplimiento. Atentos a las divinas palabras, seamos dóciles al Espíritu del Señor y su santa operación.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Con tu Espíritu, dános vida, Señor.

1) Por la Iglesia, para que en este tiempo de cuaresma, renueve su llamado a la conversión y manifieste al mundo el poder de la vida y la esperanza sobre la muerte.

2) Por los gobernantes de los pueblos, para que movidos por la fuerza del Espíritu Santo, busquen la justicia, la dignidad de la vida y las personas a ellos encargados.

3) Por nuestros hermanos que aspiran al sacramento del bautismo, para que llenos de la Palabra de Dios, asuman el compromiso cristiano con valentía y fidelidad.

4) Por los hermanos enfermos de nuestras comunidades, para que animados por las palabras del Señor: Esta enfermedad no es para la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, sean testimonio de salvación y santidad.

5) Por nuestra comunidad de fe, para que en esta cuaresma dispongamos nuestro corazón, mente y cuerpo para el encuentro con Cristo resucitado y seamos recinto de acogida, misericordia y esperanza.

 

 

MONICIÓN AL OFERTORIO

Por manos del sacerdote depositaremos en el altar la ofrenda de nuestro trabajo. Bajo la forma de pan y vino, dejemos en el altar nuestras angustias y alegrías para que, por la fuerza del Espíritu de Dios, seamos transformados en obras de su amor.

Alegres, hagamos nuestra ofrenda.

 

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, la resurrección y la vida, nos acompaña en nuestro camino. Él está en medio de nosotros bajo esta forma sacramental para animarnos a ser dóciles al actuar de Dios sobre nosotros. Que al pasar a comulgar, unamos todo nuestro ser a él para que el mundo crea en el poder de su amor.

Como hermanos en una misma vida, pasemos en procesión al altar.

 

================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: