XII Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : Moniciones

XII Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO A – 2017

Jr 20, 10-13 / Sal 69 (68) / Rm 5, 12-15 // Mt 10, 26-33

Canten al Señor, alaben al Señor, que libró al pobre del poder del malvado”. (Jer 20, 13)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a la celebración de la mesa del Señor. En este XII Domingo del Tiempo Ordinario se nos invita a confiar en la providencia de nuestro Padre Celestial. Él sostiene nuestras vidas en momentos de peligro y nos sostiene con su misericordioso amor.

Confiados en el amor de nuestro Dios, celebremos eucaristía.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

El pecado, la muerte, la desesperanza y la precariedad amenazan la experiencia confiada del cristiano en abandono en el amor del Padre. La Palabra de Dios hoy sale a encontrarnos para recordarnos que antes que nada, él nos sostendrá; no niega que pasemos por momentos adversos, pero nos da esperanza y confianza en la misericordia y providencia de Dios.

Escuchemos atentos la voz de nuestro Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Escúchanos, Señor.

1) Tú que has vencido el poder del pecado y de la muerte, sostén a tu Iglesia para que, en espíritu de comunión, siga denunciando las obras del pecado, sus consecuencias y el poder de la misericordia.

2) Tú que sostienes al pobre y lo salvas de la muerte, dános tu sabiduría para que en nuestras naciones construyamos la justicia y la civilización del amor para tu gloria.

3) Tú que nos invitas a confesarte con fidelidad a pesar de las adversidades, fortalece con el don de tu Espíritu Santo a nuestros hermanos que pasan por quebrantos de salud, vacilaciones ante la fe, tentaciones respecto a la justicia.

4) Tú que con el poder de tu sangre nos has dado vida a una multitud, mira esta comunidad de creyentes para que, repudiando el pecado, sea recinto de caridad, encuentro y alabanza constante.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Hasta los pelos de nuestra cabeza están contados, nada de lo que tenemos puede engrandecer la santidad de Dios; sin embargo, sin nuestra donación, nuestro sí, permite su actuar en nuestra fragilidad. Ofrendemos lo mejor de nuestro trabajo y corazón para que en el altar seamos transformados por el amor del Espíritu de Dios.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo en persona está sobre el altar, el mismo que nos invita a confiar en el amor providente de nuestro Padre. Él mismo se hace alimento para sostenernos en nuestras vicisitudes y llevarnos a dar testimonio de la riqueza de nuestra amistad con él.

Dejémonos llenar de su amor que es camino al Padre y pasemos a comulgar.

============================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

============================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: