XV Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : moniciones

XV Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO A – 2017

Is 55, 10-11 / Sal 65 (64) / Rm 8, 18-23 // Mt 13, 1-23

Biblia

Este es el alimento que alumbra el entendimiento y enciende el corazón en amor a Dios”. (Dei Verbum, 23)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienaventurados somos al permitirnos un encuentro con Cristo vivo. En este XV Domingo del Tiempo Ordinario, se nos pone de relieve nuestra relación con la Palabra de Dios. El cristiano ha de buscar constantemente el rostro de su Señor en su divina palabra, sólo así sus frutos serán abundantes para mayor gloria de Dios.

Contentos porque tenemos un dios que no cesa de hablarnos y buscarnos, demos gracias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios no es algo inerte, ella como semilla, como la lluvia, tiene un poder de acción y transformación; así lo profesamos. Para el creyente es fuente de encuentro con Dios, luz para la vida, aliento de la caridad, fundamento de la oración: camino de santidad.

Escuchemos atentos esta Palabra en la que nuestro Dios nos invita a dar fruto en abundancia.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Por tu Palabra, escucha nuestra oración, Señor

1) Por la Iglesia, para que atenta a tu Palabra de vida, haga presente a Cristo con el poder de su magisterio y señale constantemente el camino que conduce a tu encuentro.

2) “Haz, Señor, que todos los hombres respeten la dignidad de sus hermanos, y que todos juntos edifiquemos un mundo cada vez más humano”.

3) Por todos aquellos que se encuentran aquejados por la tribulación, para que por el poder de tu amor, sean tierra fecunda al poder de tu Palabra y a la alegría del Espíritu.

4) Por nuestra comunidad parroquial, para que, atenta a la Palabra de Dios, la ore, la estudie y la contemple para que cada uno de nosotros se abra a la acción del Espíritu Santo y lleve a plenitud la gracia del bautismo.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Decíamos con el salmista: Tú cuidas de la tierra, la riegas y la enriqueces sin medida. Presentemos en el altar los dones de nuestro trabajo que son regalos de la providencia divina; así, con la fuerza de la Palabra de Dios, transformemos nuestros corazones en presencia viva de Cristo.

Presentemos nuestras ofrendas.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, Palabra vida del Padre, está con nosotros. Él nos alimenta y nos sustenta con su Evangelio. Entremos en sus presencia y comulguemos con él para que, movidos por amor, agudicemos el oído de nuestro corazón y demos frutos del ciento por uno.

Hagamos, con devoción, la procesión para acercarnos al altar.

========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí.

========================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: