XVI Domingo del Tiempo Ordinario (A) 2017 : Moniciones

XVI Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO A – 2017

Sb 12, 13. 16-19 / Sal 86 (85) / Rm 8, 26-27 // Mt 13, 24-43

Porque, fuera de ti, no hay otro Dios que cuide de todos”.  (Sb 12, 13a)

trigo

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a esta celebración de la grandeza de nuestro Dios; él ha obrado en nuestro favor a lo largo de la semana y por eso venimos a darle gracias como hermanos. Que en este XVI domingo del Tiempo Ordinario reunamos diferentes motivos para dar gracias al Padre en el altar de Jesucristo.

Llenos de dicha por un Dios que nos levanta y nos inspira a buscarlo, iniciemos nuestra eucaristía.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Reconocer a Dios como maestro es la invitación de la Liturgia de la Palabra. En ella vemos como el libro de la Sabiduría reconoce la fuerza y voluntad de Dios al sustentarnos a todos; san Pablo no muestra cómo el Espíritu Santo actuando en nosotros nos mueve a la oración, y san Mateo nos muestra a Jesucristo como el maestro que no cesa de hablarnos y enseñarnos el reino.

Atendamos, pues, la voz de nuestro Dios para reconocer su voluntad.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/.  Dios, sustento de nuestras vidas, escúchanos.

1) Por la Iglesia, para que atenta a la Palabra de Vida, de frutos en abundancia que proclamen al mundo la bondad y gloria de la Trinidad Santa.

2) Por los que tienen la misión de gobernar a nuestros pueblo, para que atentos a tu Evangelio, obren con rectitud de intención y ordenen con espíritu de sabiduría y servicio.

3) Por todos los hombres y mujeres que, con su palabra y su ejemplo, siembran la semilla del reino, para que te sirvan con fidelidad al Evangelio y docilidad a las inspiraciones del Espíritu Santo.

4) Por nuestra comunidad de bautizados, para que por intercesión de la Inmaculada y san José,  sepa acoger la Palabra de Dios y sea modelo de caridad, justicia y contemplación.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Presentemos hermanos, ante el altar de Dios nuestras ofrendas para que, con la fuerza del Espíritu Santo alcancemos la bondad de nuestro Padre y seamos levadura que fermenta la masa con la alegría del Evangelio de Cristo.

Hagamos nuestras ofrendas.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El pan de vida es el alimento del cristiano. El Hijo de Dios nos sustenta con su Palabra y con su presencia para que seamos fermento, levadura y masa nueva que llene al mundo de sabor. Que al acercarnos al altar asumamos con mayor compromiso todo lo que prometimos en la noche santa de la Pascua al renovar nuestro bautismo.

En procesión reverente, pasemos a comulgar.

==============================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

==============================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: