Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo (A) 2017 : Moniciones

Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo

Ciclo A – 2017

Ez 34, 11-12. 15-17 / Sal 23 (22) / 1Co 15, 20-26. 28 / Mt 25, 31-46

Si por un hombre vino la muerte, por un hombre vino la resurrección”  (1Co  15, 21)

Rey

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/king-1424305&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos, a la celebración de la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. Con ella damos por concluído el ciclo dominical del año litúrgico. En manos de nuestro Señor, dejamos los frutos de este año litúrgico que cerramos y nos encomendamos a su misericordia para ser juzgados con compasión.

Llenos de la alegría del evangelio y de la caridad de nuestro rey, demos gracias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios nos recuerda que Cristo, además de rey, es pastor bondadoso y justo juez. Él, al final de nuestras existencias nos juzgará por el amor: por haber confiado en su amor y por haberlo derramado a los demás. Prestemos atención a su Palabra, ya que él, como buen pastor, también nos sostendrá en la calidez de su regazo.

Abramos el corazón a las Palabras de Cristo Rey.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Cristo, rey nuestro, escúchanos.

  1. Por la Iglesia, para que unida a Cristo, su rey, sea constante en la caridad, asidua en la oración y misericordiosa como el Padre.
  2. Por nuestro país, para fiel a Cristo, Señor de la historia, haga palpable su mensaje y sea lugar donde se recojan frutos de justicia, paz y fraternidad.
  3. Por nuestros hermanos enfermos, para que puestos sus dolores en el supremo pastor de las ovejas, transiten con esperanza el camino de la santidad.
  4. Por nosotros, aquí reunidos, en torno al altar, para que unidos a nuestro párroco y como hermanos en la fe, vivamos a plenitud nuestra vocación real, sacerdotal y profética sellada en nuestro bautismo.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Cristo Rey abre sus brazos para recibirnos como ofrenda. Él mismo es la ofrenda que nos purifica y nos conduce al Padre. Presentemos a Él todo nuestro ser para que junto con este pan y vino, seamos transformados por el amor del Espíritu Santo y gocemos del abrazo de nuestro Dios.

Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Rey de reyes está con nosotros. Adoremos su divina presencia, alimentémonos de su Palabra e invitémoslo a residir en nuestro corazón. Que nuestra vida sea reflejo de su amor para que gocemos de su divina bondad. Como hermanos, pasemos en procesión al altar.

=================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

=================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: