Solemnidad de la Navidad del Señor (B) 2017 : Moniciones

SOLEMNIDAD DE LA NAVIDAD DEL SEÑOR: Misa del día

CICLO B – 2017

Is 52, 7-10 / Sal 98 (97) / Hb 1, 1-6 // Jn 1, 1-18

El Señor consuela a su pueblo

Australis de Aurora 2

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/aurora-australis-2-1408714&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Aleluya, hermanos. Dios ha hecho obras grandes por nosotros: El Padre nos ha regalado a su Hijo más amado, el Espíritu Santo habita entre nosotros y el Verbo de Dios, al tomar nuestra carne, conoce nuestras alegrías y nuestras penas. Navidad es darnos cuenta que no estamos solos, que nuestro Dios sabe, más que nadie lo que somos. Por eso estamos dichosos y, junto a los ángeles nos unimos a esta fiesta. Iniciemos nuestra celebración.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Isaías nos recordará que quien anuncia la paz y la buena nueva, posee una gran belleza: Dios consuela a su pueblo, esta es la gran promesa que resuena en este día y que el autor de la carta a los Hebreos y el Evangelio de Juan confirman con autoridad.

Atendamos a la Palabra para que hoy también el Verbo se haga carne entre nosotros.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Gloria a ti, Señor

  1. Que tu Iglesia, por medio de la liturgia y la caridad, se una a la fiesta de los ángeles que proclaman la gloria de tu Nombre por los siglos.
  2. Que nuestra patria, que se alegra por la festividad de la Navidad, reconozca que el sentido de estos días se encuentra en tí y en tu mensaje de paz.
  3. Que nuestros hermanos enfermos, reconozcan en la humildad del pesebre a la fuente de la esperanza y sepan unir sus dolencias a tu acción redentora.
  4. Que nuestra comunidad parroquial, experimente el gozo profundo de tu salvación y, al celebrar el misterio de tu encarnación, sea testimonio fiel del inmenso amor que sientes por cada uno de nosotros y todos los hombres.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Cristo mismo es nuestra ofrenda; pero a él unimos nuestros corazones para ser presentados como ofrenda de redención de todos los hombres. Que con el pan y el vino, suban nuestras intenciones por manos del presbítero y gocemos de la alegría del cielo.

Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Dios que se hizo carne, habita entre nosotros: en la Iglesia, en los hermanos, en este pan y vino consagrados. Que en este día de fiesta nuestros corazones se unan a las contemplaciones de la Virgen María y San José, y contemplemos con inmenso anhelo al Dios que se ha hecho niño y viene a visitar nuestro corazón.

Con verdadera piedad dispongánomos para la comunión.

===============

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

===============

PIOLA, Domenico
Nativity
1647-49
Oil on canvas, 126 x 97 cm
Private collection

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: