V Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO B – 2018

Jb 7, 1-4. 6-7 / Sal 147 (146) / 1Co 9, 16-19. 22-23 // Mc 1, 29-39

Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.” (Mc 1, 35)

秋天一棵树

Imagen tomada de: <https://cn.freeimages.com/photo/autumn-tree-1382832&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos a la celebración de nuestra acción de gracias. En este V Domingo del Tiempo Ordinario nuestros ojos se centran en la humildad, es decir, reconocer ante Dios lo que somos; por eso, Job, San Pablo y el mismo Jesús reconocen que ante las circunstancias de la vida: el dolor, la misión o la misma fama, son nada ante la presencia misma de Dios.

Reconociendo la profundidad de nuestro ser, iniciemos con alegría nuestra Eucaristía.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios nos presenta las dificultades que sortea el siervo de Dios. Vemos a Job reclamando a Dios el deber ser de la vida del hombre que entra en contradicción por la fidelidad a Dios, lo cual, San Pablo presenta ante el imperativo de predicar el Nombre del Señor; sin embargo, nada de esto tiene sentido si no se pone a Dios en el centro, por eso, ante el Jesús de los milagros y las predicaciones, también vemos al Jesús que ora.

Movidos por el espíritu de oración y devoción, escuchemos la Palabra de salvación

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Escúchanos, Dios de salvación.

1) Que tu Iglesia, movida por el espíritu de la caridad, sepa servirte en la predicación y la contemplación de tu santo evangelio a todos los hombres.

2) Que esta nación, que has adquirido a precio de sangre, sea recinto de fraternidad y servicio, en especial con los más necesitados.

3) Que todos nuestros hermanos que atraviesan por momentos de dificultad, sepan abrazar su cruz y, unidos a ti, sean instrumentos de tu esperanza.

5) Que esta comunidad que celebra tu Nombre, permanezca fiel a la escuda de tu Palabra y a dar frutos de caridad y santidad.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Al momento de presentar las ofrendas del Pan y el Vino, ofrezcamos a Dios lo que somos: la misión que desarrollamos, la realidad que vivimos, la verdad que somos. Que llevados todos al altar por manos de los ministros, en nuestro corazón reluzca la verdad de nuestro Dios. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Jesús, el mismo que pasó haciendo el bien, expulsando el mal y buscando la intimidad en la oración con el Padre, nos acompaña, camina a nuestro lado y nos alimenta con su presencia. Pasemos a comulgar para que, alejando la vanidad o el afán de éxitos, seamos “lo que somos delante de Dios y nada más” (San Francisco de Asís). En procesión, pasemos a comulgar.

====================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

Escuche aquí Una oración para este domingo

====================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: