III Domingo de Cuaresma (B) 2018 : Moniciones

III DOMINGO DE CUARESMA

CICLO B – 2018

Ex 20, 1-17 / Sal  19 (18) / 1Co 1, 22-25 // Jn 2, 13-15

“Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón” (Sal 19)

imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/belchite91-3-1477152>

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos. hermanos, al encuentro con el Dios de la vida. Él continúa llamándonos a la conversión y a la penitencia para unirnos a Él en la Pascua. Que al venir a esta celebración eucarística, nos comprometamos a revisar nuestras vidas e iluminados por la oración, el ayuno, la abstinencia y la limosna, podamos descubrir el querer de Dios en nuestras vidas para ceñirnos a su Palabra.

Dispongámonos a bendecir el Nombre de nuestro Señor.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

Dice el salmista: Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; para gozar de esta alegría debemos remitirnos a la obra de Dios en la historia y su Palabra Divina. En este domingo contamos con tres signos de alegría cristiana: los diez mandamientos, la cruz y la resurrección; estos tres signos son camino de contradicción para muchos, pero para nosotros son el horizonte que nos llena de sentido y alegría.

Atendamos orantes a la voz de Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Atiende nuestras súplicas, Dios nuestro.

1) Que tu Iglesia, animada por el espíritu penitencial de la Cuaresma, purifique su ser en el mundo y así, todos los bautizados, unidos en comunión, seamos testigos del misterio de tu cruz y resurrección.

2) Por nuestra nación para que, atenta a la voz de tus mandatos, progrese en la construcción de la justicia y la dignificación del ser humano como fundamento del bienestar social.

3) Por nuestro hermanos que se preparan para recibir los sacramentos del bautismo, la confirmación, el orden sacerdotal y el matrimonio para que el Señor los revista con su gracia y se unan a él por el misterio de la Cruz a la fidelidad del amor de Dios.

4) Por nuestra comunidad de fe, para que, conserve en su corazón con fidelidad los mandamientos del Señor y, movida por la caridad, se dignifique como templo digno de adoración del Señor resucitado.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Pongamos en manos de nuestro Dios nuestras vidas. Junto con el pan y el vino, roguemos que la purificación de nuestro corazón durante la cuaresma, nos permita ofrecerle al Dios Trino y Uno un corazón puro, libre del pecado, el pesimismo, el triunfalismo y la indiferencia ante el misterio de Dios y el dolor de los hermanos. Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Cristo, el crucificado, locura y necedad aun para el mundo de hoy, pero a quien nosotros consideramos como mesías y salvador, nos acompaña y fortalece con el fuerza de su Palabra y el don de su Espíritu. Abramos nuestro ser para recibirlo espiritual o sacramentalmente y ser testigos del poder edificador de su presencia en nosotros. Pasemos como hermanos a comulgar.

========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

Escuche una valiosa reflexión para este domingo dando click aquí

========================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: