V Domingo de Cuaresma (B) 2018 : Moniciones

V DOMINGO DE CUARESMA

CICLO B – 2018

Jr 31, 31-34 / sal 51 (50) / Hb 5, 7-9 // Jn 12, 20-33

bosque

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/forest-1408707>

“Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí”

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, la penitencia de la cuaresma nos recuerda que la dicha del Señor ya está cerca. En este quinto domingo, el Señor, nos invita a renovar nuestra alianza con él, a ser su pueblo y a procurar unirnos al misterio de su cruz por la gracia del bautismo. Junto con las intenciones de esta eucaristía, unámonos en oración por todos los que se preparan para recibir el bautismo y sirvan con fidelidad a Cristo crucificado y glorificado.

Iniciemos nuestra celebración.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La fe cristiana al mirar el antiguo testamento, encuentra en la alianza de Dios con su pueblo, el modelo del encuentro con Dios. Ser bautizado es hacer una alianza con Dios por medio de Jesucristo, esto es, seguir su ejemplo -aún en el dolor- y reconocerlo como modelo de salvación para todos los hombres, aun para quienes nos resultan incómodos.

Escuchemos atentamente, la voz del Espíritu Santo por medio de la Palabra.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Crea en nosotros un corazón puro, Señor.

1) Por la Iglesia, para que animada por el ayuno de la cuaresma, sea signo sobre el que resplandezca la luz de Cristo para todos los hombres.

2) Por nuestra nación, para que construya leyes, que permitan a todos los hombres y mujeres el encuentro con el misterio de Dios y la comunión fraterna, aún en medio de las diferencias.

3) Por nuestros hermanos enfermos, para que mirando al Señor que pende del madero, reconozcan en Él, la fuente de la esperanza y la salud a sus dolencias.

4) Por nuestra comunidad de fe, para que en comunión con todos los santos, nuestro obispo y nuestro párroco, sea signo de alegría para que cada bautizado vive en ella su alianza con el Dios Trino y Uno.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Al presentar nuestras ofrendas, ofrezcamos nuestra vida, como lo hizo Cristo, el siervo del Señor; de modo que resplandezca en nuestras vidas la luz de la Pascua, y nuestras penitencias, alivianen nuestro ser de todo egoísmo que opaque nuestra alianza con el Dios del amor.

Presentemos nuestros dones.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

Como los griegos del evangelio, que acudieron a Jesús como signo de la universalidad de su mensaje, nosotros acudimos, desde diversos lugares para congregarnos en su altar. Él, que da sentido a nuestras privaciones y ayunos, nos aliente a una caridad sincera y a fomentar nuestros espacios de encuentro privilegiado, de oración y misericordia.

Pasemos a comulgar.

==================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

==================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: