III Domingo de Pascua (B) 2018 : Moniciones

III DOMINGO DE PASCUA (B)

CICLO B – 2018

Hch 3, 13-15. 17-19 / Sal 4 / 1Jn 2, 1-5a // Lc 24, 35-48

“Haz brillar sobre nosotros, Señor, la luz de tu rostro” (Sal 4)

Biblia

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/bible-1193107&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos a la celebración. Este III Domingo de la Pascua el Señor resucitado nos llena de un mensaje de alegría: Él nos regala su paz, la cual está en su presencia real en medio de la Iglesia que peregrina y se reúne en torno a Él.

Dispongamos todo nuestro ser para reconocerlo en las escritura y la fracción del pan.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La vida de la Iglesia, así como la experiencia personal de la fe, se alimentan de la Sagrada escritura, no señaló el Concilio Vaticano II (cf. DV 21). Esta experiencia de acercamiento a la Palabra de Dios nos permite vivir la alegría de la Pascua; es el resucitado quien abre la mente de los discípulos para comprender la Ley, los Profetas y los Salmos. Es desde la Palabra de Dios, como los apóstoles reconocen y anuncian la vida nueva en Cristo.

Abramos nuestro ser al Espíritu Santo, autor de la Palabra, para que conozcamos el querer de Dios sobre nosotros.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Dios de la paz, escúchanos.

1) Por la Iglesia, para que atenta a la Palabra de Vida, sea anunciadora fecunda de la Buena Nueva de la Resurrección del Señor con nuevas formas y métodos.

2) Por nuestro País, para que goce de las bendiciones del Señor; en él renazca la vida y la dignidad de cada criatura que lo llena de riqueza y bienestar.

3) Por nuestros hermanos enfermos, para que gocen de la paz de Cristo resucitado y abracen la cruz con la esperanza de ser luz y signos de santidad en la comunidad de fe.

4) Por nosotros aquí reunidos, para que atendamos el llamado a la santidad que tú nos haces, Señor; y para que construyamos una vida de fe comprometida contigo y tus mandamientos.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Por el bautismo hemos nacido de Dios y a Él retornamos todos nuestros bienes. Junto con las ofrendas de pan y vino, llevemos al altar todos los dones que recibimos de su providencia para ser transformados por su amor.

Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Dios de la paz nos acompaña en el camino de la vida. Él nos alimenta, Él nos sustenta con su Palabra y con su Cuerpo y Sangre. Dispongamos el corazón para recibirlo y entrar en la comunión de la Iglesia, de los hermanos y de la Pascua.

Acerquémonos al altar.

=======================================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

=======================================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: