Archivo diario: 15 mayo, 2018

Solemnidad de Pentecostés (B) 2018 : Moniciones

Solemnidad de Pentecostés (B)

CICLO B – 2018

Hch 2, 1-11 / Sal 104 (103) / 1Co 12, 3b-7. 12-13 o Ga 5, 16-25 / (Secuencia) / Jn 20, 19-23

“Ven, Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo”.

candle light

Imagen tomada de:<https://es.freeimages.com/photo/candle-light-1176719&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos, nos reunimos en torno a la presencia del Espíritu del Resucitado. Hoy es Pentecostés. Hace cincuenta días celebrábamos el triduo Pascual; hoy, vemos cómo el Señor ha cumplido sus promesas y nos manifiesta todo el poder de su amor. La Trinidad entera nos abraza en este día y nos invita a ser testigos de su poder en la Iglesia y el mundo.

Con la dicha del Espíritu de amor entre nosotros, celebremos Pentecostés.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios da testimonio de su acción entre los hombres. Esa acción nos habla y para reconocerla es necesaria la asistencia del Divino Espíritu de Dios quien, como lo creemos ciertamente, es el autor e inspirador de la Escritura sagrada.

Roguemos a él para que entre en nuestro ser y nos permita escucharle para dar frutos de santidad.

ORACIÓN DE LOS FIELES

R/. Ven, Espíritu Santo.

1) Por la Iglesia, para que unida en el Espíritu del Resucitado, sea testimonio de santidad, bondad, salvación y esperanza a todos los hombres de la historia.

2) Por nuestro país, para que sostenido por la fuerza del Espíritu de vida, garantice la posibilidad de la existencia y la dignidad de la vida de todas las criaturas que lo comparten como casa común.

3) Por nuestros hermanos enfermos y agobiados por la desesperanza, para que fortalecidos por la unción de Dios, el Espíritu de la Paz, sean instrumentos de paz y faros de santidad en la Iglesia.

4) Por nuestra comunidad parroquial, para que en comunión con todos los santos, camine con fe decidida en el misterio del Espíritu de la Verdad y sea modelo de caridad por encima de todo egoísmo.

MONICIÓN AL OFERTORIO

Sin la presencia del Espíritu de Dios nuestras ofrendas no tendrían ningún sentido, ningún alcance. Es él quien las santifica, quien siembra en nosotros el deseo de ofrendarnos. Pongamos nuestro ser en su presencia para ser inflamados por el fuego de su amor.

Hagamos nuestra ofrenda.

MONICIÓN A LA COMUNIÓN

El Resucitado, Cristo, el Señor, sobre el altar nos regala la presencia de su Espíritu. Dispongamos nuestro corazón en adoración, en alabanza, con cantos de gozo o el murmullo de nuestro silencio para recibir a Aquel por quien nuestro vivir tiene sentido, por quien vale la pena alzar los ojos al cielo y abrazar a nuestro hermano.

Pasemos a comulgar con el Dios que nos da lo mejor de sí: el amor del Padre, el cuerpo del Hijo, la alegría del Espíritu Santo.

======================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

======================

SECUENCIA

Ven, Espíritu Divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones,
según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.
Amén.

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.