Fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen María (B) 2018 : Moniciones

Fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen María (B)

CICLO B – 2018

Rm 12, 9-16b / Sal (Is 12, 2-3. 4. 5-6) / Lc 1, 39-56

De: Joseolgon – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15894661

Que el amor sea sincero.

Aborrezcan el mal y procuren todo lo bueno. (Rm 12, 9)

 

Monición de Entrada

Sean bienvenidos al altar del Señor. Con cada uno de ustedes, recordamos cómo la Santísima Virgen María salió a visitar a Isabel su pariente. María lleva la alegría del Evangelio a todos los rincones donde puede y con ello contagia de deseo de salvación a cuantos reconocen al Santo de Israel.

Que nuestro espíritu salte de alegría al celebrar el Nombre del Señor con la Eucaristía. Iniciemos nuestra celebración.

Monición a la Liturgia de la Palabra

San Pablo en su carta a los Romanos nos regala una radiografía de nuestra Señora, la cual encarnó el ideal de todo discípulo del Señor; de ello da testimonio el Evangelista Lucas. Que al contemplar el ejemplo de generosidad de la Virgen María, salgamos al encuentro de los hermanos para transmitir la dicha del Evangelio.

Escuchemos atentos la Palabra de nuestro Dios.

Oración de los Fieles

R/. Visítanos, Señor por medio de María, la llena de gracia.

1) Que tu Iglesia, Señor, sea asistida por la intercesión de la Inmaculada y, con tu gracia,  salga al más necesitado de esperanza y nuestros gestos de caridad sincera.

2) Que nuestros gobernantes, a ejemplo de María en la Visitación, atiendan las necesidades de todos los que están bajo su cargo, de modo que en la ley y en las obras, se construya una sociedad más generosa.

3) Por las madres y las mujeres que esperan serlo, para que llenas del gozo del Espíritu Santo, acojan el don de las vidas que engendran como una posibilidad de encuentro con la santidad de Dios.

4) Por nuestra comunidad parroquial para que cada uno de los hermanos que la conformamos, sienta, como Isabel, la dicha del Evangelio que nos ha venido por medio de las entrañas virginales de Santísima Virgen.

Monición al Ofertorio

Así como María supo ofrecer lo mejor de sí para el servicio de la obra salvadora, ofrendemos nuestro ser unido al pan y el vino, para que haciendo más presente a Cristo en nuestras vidas, proclamemos las misericordias de Dios.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

Cristo, el hijo de María, no sólo viene a visitarnos, está entre nosotros. Al concluir este mes de mayo, acudamos a él junto con nuestra Madre del cielo, para transmitir -como ella- la alegría de su esperanza y ponernos al servicio de quien espera tanto de nosotros.

Movidos por la fe, pasemos a comulgar.

________________________________________________

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

==============================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: