X Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

X Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO B – 2018

Gn 3, 9-15 / Sal 130 (129) / 2Co 4, 13-5, 1 // Mc 3, 20-35

 

“Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa”

Atardecer Santo

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/holy-sunset-1366685&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración del día del Señor. Hemos pasado el tiempo litúrgico de la Pascua y las solemnidades que marcan el reinicio del Tiempo Ordinario; hoy comenzamos el conteo de los domingos; el día de hoy corresponde al décimo y así seguiremos sumando hasta llegar a Cristo Rey del Universo, con lo que cerramos el año litúrgico. Es importante pensar que nuestra alegría pascual no disminuye, por el contrario, permanece intacta porque, como dice San Pablo: “Por eso, no nos desanimamos: aunque nuestro hombre exterior se vaya destruyendo, nuestro hombre interior se va renovando día a día”. Llenos de esperanza, la cual está significada en el color verde del sacerdote, iniciemos nuestra celebración.

Monición a la Liturgia de la Palabra

La Palabra de Dios nos centra en una realidad de la vida cristiana: la fidelidad al Espíritu Santo. Esto implica la obediencia a la vocación que recibimos del Señor y que debemos clarificar día a día; de ello nos dan muestra las tres lectura y el salmo. Cristo y Pablo, no son rebeldes sin causa, por el contrario, buscan ser fieles al mandato de Dios; Eva y Adán desobedecen a este mandato y vagan en el sinsentido.

Escuchemos la voz de Dios para aclarar el camino que nos lleva a la santidad.

 

Oración de los Fieles

R/. Cristo, eschúchanos

1) Por la Iglesia, para que fiel a la voz del Espíritu Santo, proclame el amanecer de la esperanza y la santidad a todos los hombres.

2) Por nuestro país, para que venciendo el egoísmo, la división y la corrupción, trabaje en conjunto por la construcción de la dignidad de todos los seres que lo habitamos.

3) Por nuestros hermanos que sufren a causa del desamor, la soledad, la enfermedad o la persecución, para que atentos al amor intenso de Dios, reconozcan su llamado a la vida de gracia.

4) Por nuestra comunidad parroquial, para que unida en torno a un mismo altar y una misma Palabra, sea fiel al llamado que le haces de sembrar caridad en todos los corazones.

 

Monición al Ofertorio

Al comenzar el rito de la liturgia de la Eucaristía, necesitamos contemplar la grandeza de Dios y el llamado que nos hace, el cual ha sido señalado por su Palabra. Con nuestras ofrendas, dispongamos nuestro corazón a esclarecer la voluntad de Dios para nuestro camino. Hagamos nuestra ofrenda.

 

Monición a la Comunión

Comulgar con Cristo es estar en constante búsqueda de la voluntad del Padre y contribuir con la acción del Espíritu Santo. Alimentémonos del Pan que aleja el pecado, es decir, darle la espalda a su plan de salvación, de modo que seamos instrumentos de su paz. Como comunidad de fe, pasemos a la mesa del Señor.

========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

========================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: