XIII Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XIII Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO B – 2018

Sb 1, 13-15; 2, 23-24 / Sal 30 (29) / 2Co 8, 7. 9. 13-15 // Mc 5, 21-43

“Ya conocen la generosidad de Cristo Jesús, nuestro Señor, que, siendo rico, se hizo pobre por ustedes para que su pobreza los hiciera ricos” 2Co 8, 9.

Luz de la esperanza 1

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/light-of-hope-1-1191323&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración del XIII Domingo del Tiempo Ordinario. Hoy Dios nos manifiesta su generosidad, así como también nos llama a vivir en ella. Hemos recibido tanto de Dios que resulta sorprendente que nos neguemos a compartir nuestros bienes y nuestro tiempo con aquellos que nos necesitan.

Celebremos el amor del Dios que en su generosidad sin límites nos da la vida. Iniciemos nuestra celebración.

Monición a la Liturgia de la Palabra

La vida, la salud, levantar a los débiles son muestra de la generosidad de Dios. Dios es autor de la vida y se complace en ella, en la vida de sus criatura; por eso vemos a un Jesús que pasa sanando a los enfermos; sin embargo, San Pablo nos recuerda que la debilidad también camina a nuestro lado, por eso nos invita a la bondad con todos.

Escuchemos la voz de nuestro Dios y acudamos con fe a Él.

Oración de los Fieles

R/. Dios de la vida, atiende nuestras súplicas.

1) Que tu Iglesia, en espíritu de comunión, acuda en ayuda de las necesidades de los más débiles dando testimonio de la generosidad de nuestro Dios, en especial en esta jornada del óbolo de San Pedro.

2) Que aquellos a quienes has encomendado el gobiernos de tu pueblo, atiendan las necesidades de las personas y construyan condiciones que garanticen la salud y una vida digna.

3) Por nuestros hermanos enfermos en el cuerpo y el espíritu, para que encuentren consuelo y fortaleza en nuestro testimonio que engrandezca el nombre de cristianos que de ti hemos recibido.

4) Por nuestra comunidad de fe, para que fijos los ojos en el autor de la vida, contribuya con la obra de creación y salvación de la vidas que nos son encomendadas en nuestros hermanos y en nuestra casa común.

Monición al Ofertorio

Como el jefe de la sinagoga que nos habla el Evangelio, presentemos a Cristo todas nuestras intenciones y preocupaciones, para que junto con las ofrendas eucarísticas, gocemos del consuelo, la salud y la presencia del divino Espíritu y, unido nuestro ser al altar, seamos apoyo de aquellos que pueden encontrar en nosotros un motivo de esperanza.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

El Dios de la vida, quien cura y levanta a los que estamos en condiciones de muerte, está en medio de nosotros para nutrirnos con la riqueza de su amor. Él se deleita en nuestro corazón y nos sustenta dándose por entero.

En espíritu fraterno pasemos a comulgar.

==========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

==========================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: