XIV Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XIV Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO B – 2018

Ez 2, 2-5 / Sal 123 (122) / 2Co 12, 7b-10 // Mc 6, 1-6

“En aquellos días, el Espíritu entró en mí, me puso en pie” Ez 2, 2a

Jerusalén 8

Imagen tomadad de: <https://es.freeimages.com/photo/jerusalem-8-1202442&gt;

Monición de Entrada

Bienvenida, apreciada comunidad. Como hermanos nos reunimos en torno a altar para alimentarnos de Palabra y comida que fortalecen nuestra vida: de la presencia del Señor. En este XIV domingo del Tiempo Ordinario, reconozcamos la voz de Dios y seamos dóciles a su Espíritu.

Llenos del amor de Dios, iniciemos nuestra acción de gracias.

Monición a la Liturgia de la Palabra

El Espíritu del Señor suscita hombres y mujeres que nos ponen en relación con la palabra y voluntad de Dios; esta es la experiencia que escucharemos en la Palabra de hoy; sin embargo, a aquellos a quienes Dios llama, también los abraza con su gracia ante la dificultad, la debilidad propia y el señalamiento de los otros.

Escuchemos al Dios que nos ilumina.

Oración de los Fieles

R/. Escúchanos, Señor.

1) Por la Iglesia para que, sostenida por la fuerza del Espíritu Santo y en clima de comunión, sea católica y profética en este momento histórico.

2) Por nuestra nación, para que atienda los llamados de los profetas que tú nos das y obre según tu designó.

3) Por los médicos que tienen la tarea de cuidar de la vida y de nuestros hermanos que sufre, para que sean sostenidos por tu amor en los momentos de vacilación.

4) Por nuestra comunidad para que, bajo el amparo de María y José, se fortalezca a pesar de sus debilidades en una caridad sincera.

Monición al Ofertorio

En el ofertorio entregamos a Dios nuestra vida, reconocemos su gracia y le pedimos que aumente nuestro amor. Junto con este pan y vino, entreguemos al Dios de la vida la ofrenda de nuestro corazón.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

Muchos rechazaron a Cristo, a los apóstoles y profetas; ahora que él se encuentra entre nosotros, roguémosle que nos permita discernir su voluntad y quiénes son lo verdaderos enviados de su amor para comprender el mandamiento perfecto al que nos invita.

Pasemos a comulgar con Cristo y su Iglesia.

===============

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

===============

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: