XV Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XV Domingo del Tiempo Ordinario

CICLO B – 2018

Am 7, 12-15 / Sal 85 (84) / Ef 1, 3-14 // Mc 6, 7-13

“Ve y habla en mi nombre a mi pueblo” Am 7, 15b

Manos rezando

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/praying-hands-1411873&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración del día del Señor. La Eucaristía nos nutre y llena de esperanza. En este XV Domingo del Tiempo Ordinario, seguimos reflexionando sobre el profetismo. Dios nos ha constituído profetas para sembrar la semilla de su Reino en todos los que están a nuestro alrededor y, aún, a lo lejanos.

Que el Espíritu Santo nos inunde de gozo para celebrar el nombre del Señor y hablar en su nombre a toda criatura.

Monición a la Liturgia de la Palabra

Dios nos ha elegido para ser se voz en medio de los hombres, nos recuerda san Pablo en su carta a los Efesios. A veces pensamos que anunciar a Dios es tarea de consagrados y ministros; pero, como vemos con el profeta Amós, Dios nos llama desde nuestras tareas cotidiana a hablar en su nombre. Este anuncio debe propagarse a todos los hombres de todas las regiones y todos los tiempos, por eso, el mismo Jesús nos reviste con su poder, el poder del amor.

Escuchemos la voz de nuestro Dios; voz que es alimento para nuestra misión.

Oración de los Fieles

R/. Dios de bondad, escúchanos.

1) Por la Iglesia, para que movida por la fuerza de tu Palabra, siga sanando a los enfermos, a los corazones agobiados y, con espíritu profético, sea manifestación de tu Reino entre los hombres.

2) Por los gobernante de las naciones, para que fomenten la libertad religiosa, pero también para que sean iluminados por tu Espíritu y sigan la senda de la bondad y la justicia.

3) Por nuestros hermanos misioneros que sufren la incomprensión de los hombres, la soledad, la pobreza, el abandono; para que reconozcan la importancia de su misión profética y la fuerza infinita de tu amor.

4) Por nuestra parroquia, para que manifieste con el ejemplo y la palabra la alegría de lo que celebra en torno a tu altar y siembre así la esperanza y la caridad a las cuales llamas a cada persona.

Monición al Ofertorio

Salir a sembrar, también implica recoger. En este momento del ofertorio, depositemos sobre el altar nuestros esfuerzos, muchos o pocos, por anunciar la bondad de Dios. Que el Espíritu de Dios que se posará sobre este pan y vino, transforme nuestros corazones y los encienda en amor a él, el mismo amor que llenó de dicha a los profetas, apóstoles y santos.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

El fundamento de toda nuestra misión y nuestra vida es Cristo, quien por el amor del Padre y la fuerza del Espíritu Santo se encuentra en medio de nosotros sobre el altar. Dispongamos nuestro ser para recibirlo y aunciarlo con gestos y palabras de amor.

En comunión con todos los santos, pasemos a recibir el alimento de los profetas.

========================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

========================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: