XXIII Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario
CICLO B – 2018

Is 35, 4-7a / Sal 146 (145) / St 2, 1-5 // Mc 7,31-37

“Y mirando al cielo, suspiró y le dijo:
–Effetá (esto es, «ábrete»)”.

orando por ti

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/praying-for-you-1168736&gt;

Monición de Entrada
Bienvenidos, hermanos a la celebración de la mesa del Señor. En el domingo, actualizamos el misterio de nuestra fe: la Pascua. Cristo vence la muerte, la indiferencia, el egoísmo y nos invita a donarnos. Pidamos a él que abra nuestros oídos para que, de palabra y con obras, comuniquemos con fidelidad el mensaje de su amor.
Iniciemos con gratitud nuestra celebración.

Monición a la Liturgia de la Palabra
En la vida cristiana, la Palabra de Dios es un eje fundamental. La Iglesia, durante el mes de septiembre, nos invita a reflexionar sobre su presencia en nuestras vida; por eso, al recibirla en esta liturgia de la Palabra, roguemos al Espíritu de Dios que abra nuestros oídos -así como Jesús lo hizo con tantos sordos- para que de nuestra escucha brote un compromiso sincero con nuestros hermanos.
Acojamos la Palabra del Dios que nos salva.

Oración de los Fieles
R/. Cristo, Palabra de vida, escúchanos.

1) Que tu Iglesia, más allá del escándalo y la persecución, abra los oídos a tu Palabra y manifieste al mundo la alegría de la vocación de que ti recibimos para vivir la buena nueva de la bienaventuranza.
2) Por los servidores de nuestra nación, para que deponiendo el lujo y la vanidad, se dispongan a cumplir con transparencia y rectitud de conciencia el encargo para el cual fueron propuestos y elegidos.
3) Que nuestros hermanos enfermos y excluidos de las dinámicas sociales, reconozcan en nuestra caridad el rostro de Cristo que nos llama a atender con amor su Palabra de misericordia.
4) Por nuestra comunidad de fe, que animada por la lectura orante de la Palabra de Dios, abra sus brazos a la acogida, a la atención sincera de quienes buscan amor y restitución de su dignidad.

Monición al Ofertorio
Con la Palabra de Dios en el corazón, acerquemos al altar de la misericordia, la ofrenda de nuestro amor, el fruto de nuestro trabajo y, aún nuestras preocupaciones. Junto con el fruto del trigo y la vid, unamos nuestro ser al Señor de la Pascua.
Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión
Acerquémonos al Señor de la vida, a aquel que restablece el oído a los sordos, la vista a los ciegos y la dignidad a quienes están marginados. Que al recibir el Cuerpo del Señor transmitamos la bondad de su rostro a quien más nos necesita.
Pasemos a comulgar.

==================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

==================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: