XXV Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XXV Domingo del Tiempo Ordinario

Ciclo B – 2018

Sb 2, 12. 17-20 / Sal 54 (53) / St 3, 16-4, 3 // Mc 9, 30-37

 

«En cambio, la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura; y además, pacífica, benévola y conciliadora; está llena de misericordia y dispuesta a hacer el bien; es imparcial y sincera» st 3, 17

Por encima de todo

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/above-all-1311949&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a nuestra acción de gracias. Venimos ante el altar de Dios para alabarlo por su acción misericordiosa en nuestro favor, por otorgarnos su amor benévolo y sostenernos en nuestros momentos de adversidad. Estemos atentos a las divinas palabras de esta liturgia y, con la sabiduría que proviene de su corazón, demos fruto de ellas en nuestras acciones.

Iniciemos la celebración de este XXV Domingo del Tiempo Ordinario.

Monición a la Liturgia de la Palabra

Continuamos nuestro camino de fe por el mes de la Biblia. La palabra de Dios es sabiduría para el creyente y hoy se nos enfatiza en este don de Dios. Para el cristiano la sabiduría más que un privilegio es un servicio, la cual brota de una actitud humilde ante el corazón del Padre; sabiduría equiparada con la locura, pues nos viene de la cruz.

Abramos nuestros oídos para que en nosotros resuene la sabiduría de Dios.

 

Oración de los Fieles

R/. Jesús, sabiduría de Dios, escúchanos.

1) Que tu Iglesia, Señor, renovada por la fuerza de tu Palabra, sea luz de sabiduría ante los cambios del mundo y ejemplo de servicio hacia todos los hombres y criaturas.

2) Que nuestros gobernantes, sostenidos por la bondad de tu Espíritu Santo, descubran su misión a servir y denuncien el pecado de lucrarse ilícitamente de la justicia que deben propender.

3) Que nuestros hermanos que sufren a causa de la tentación de le envidia, rivalidad y el pecado, encuentren en la gracia y sabiduría de Dios la fuente de la misericordia que nos invita a vivir en el servicio.

4) Que nuestra comunidad parroquial se encamine, en este mes de la Biblia, a vivir en coherencia, cordialidad, oración y alegría el evangelio del servicio, la contemplación y el crecimiento fraterno.

 

Monición al Ofertorio

Del mismo modo que Jesús presenta a los niños como modelo de su Evangelio, presentemos nuestra vida en el altar para que junto con el pan y el vino, por la fuerza del Espíritu Santo, sea presencia de su sabiduría y santidad en medio de nuestros hermanos.

Hagamos nuestra ofrenda.

 

Monición a la Comunión

Estamos ante la presencia sacramental de Cristo resucitado, sabiduría de Dios, servidor de los hombres. Él se nos ofrece en la simplicidad de la forma del pan para realizar la inmensidad de su obra. Reconozcamos su presencia en los actos sencillos de nuestra vida para colmarlos con la misericordia de quien adoran los ángeles y nos llamó a la existencia.

En actitud de adoración, abramos nuestro corazón para recibir a nuestro Señor.

====================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

====================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: