XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (B) 2018 : Moniciones

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Ciclo B – 2018

Sb 7, 7-11 / Sal 90 (89) / Hb 4, 12-13 // Mc 10, 17-30

«Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato» Sal 90, 12

silueta del ciclomotor

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/silhueta-da-lambreta-1481662&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración del XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario. Hoy nos reunimos para aclamar al Dios que ha vencido la muerte y, resucitado, camina a nuestro lado para invitarnos a gozar de su sabiduría en el seguimiento de su Evangelio. en la liturgia de hoy se destacan tres elementos: la sabiduría, la Palabra de Dios y el seguimiento de Cristo, lo cual, en el este mes de las misiones resulta ser un llamado a hacer presente la presencia de Dios en nuestra vida mediante la oración y el testimonio.

Alegres por el llamado de Dios a la vida y a la fe, iniciemos nuestra acción de gracias.

Monición a la Liturgia de la Palabra

La Palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, escucharemos por boca del autor sagrado. Esta Palabra, en labios de Jesús es una propuesta exigente que nos invita a seguirlo, lo cual, es nuestra sabiduría; sin embargo, ante las exigencias del camino, tenemos la gracia de Dios, es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.

Con los ojos puestos en esta esperanza, escuchemos la voz de nuestro Dios.

Oración de los Fieles

R/.  Cristo, sabiduría del Padre, escúchanos.

1) Tú que nos llamas a tu seguimiento de manera sincera y coherente, mira con bondad a tu Iglesia, para que cada uno de sus miembros dé testimonio de tu amor.

2) Tú que eres la sabiduría apreciada por los siglos, acompaña a nuestros gobernantes, para que rijan con tu sabiduría los destinos de nuestros pueblos.

3) Tú que nos llamas a poner toda nuestra confianza en ti, acompaña a nuestros hermanos enfermos para que reconozcan tu amor en tu palabra y nuestra caridad.

4) Tú que en tu Palabra divina penetras hasta las honduras de nuestro ser,  bendice a esta comunidad de fe con espíritu de oración para que meditando tu Palabra , te diga con fidelidad.

Monición al Ofertorio

Es el momento de ofrecer, de llevar nuestros dones al altar y por manos del sacerdote rogar por su santificación. Junto a este pan y vino, depositemos todas nuestras expectativas y roguemos al Espíritu de Dios que nos haga fieles misioneros del evangelio que guardamos desde nuestro bautismo.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

La Palabra encarnada del Padre, la sabiduría del Espíritu de Dios: Cristo Jesús se encuentra en medio de nosotros sobre el altar. Adoremos su presencia, unámonos a él y decidamos, ante él, ser misioneros de su amor en nuestras ocupaciones cotidianas.

Pasemos a comulgar.

==================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click quí

==================

Anuncios
Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: