San José, Esposo de la Sma Virgen María

2019

2S 7, 4-5a. 12-14a. 16 / Sal 89 (88) / Rm 4, 13-16. 18-22 // Mt 1, 16. 18-21. 24a

Asuntos de familia

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/family-matters-1316626&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración de la Eucaristía. El día de hoy damos gracias al Señor por permitirnos alabarlo por medio de la memoria de los justos. Hoy, celebramos al justo protector de Jesucristo, de su Inmaculada madre y de la santa Iglesia: San José.

Que al poner los ojos en José, imitemos sus virtudes, amemos al Señor y a la justicia en el santo temor del Nombre de nuestro Dios.

Llenos de gozo en el Espíritu del hijo de José, aclamemos al Dios que nos salva.

Monición a la Liturgia de la Palabra

San José escuchó la Palabra de Dios con fidelidad; aún en la contradicción procuró reconocer la voluntad de Dios, como nos lo recuerda el Evangelista Mateo; es por lo anterior, que lo reconocemos como justo y modelo de fe, pues, siguiendo a san Pablo, su justificación viene de la fe y no del cumplimiento de la ley que le permitía acusar a María. Por su fe, Dios lo elevó como protector de la Palabra por quien todo fue hecho.

Siguiendo el ejemplo de San José, escuchemos la Palabra de Dios con corazón alegre.

Oración de los Fieles

R/.  San José, hombre justo, ruega por nosotros.

1) Por la Iglesia, para que sea asistida por la intercesión de san José, para que contemplando sus virtudes y celebrando su memoria, aliente su discernimiento de la voluntad del Padre.

2) Por nuestro Papa Francisco para que, por la intercesión de san José, sea iluminado con la fuerza del Espíritu Santo y viva su ministerio con santidad.

3) Por los esposos y padres de familia, para que, aumentando su devoción a san José, reconozcan en el compromiso que Dios confía a sus corazones.

4) Por las vírgenes y aquellos que consagran su vida mediante los consejos evangélicos, para que, por medio de San José, acrescenten su virtud y sean faros de santidad en medio de la Iglesia y el mundo.

5) Por nuestra comunidad de fe, nuestro (párroco o ministro) N., para que, al celebrar esta solemnidad del esposo de María, se conserven en fidelidad al misterio, en comunión con la Iglesia y con caridad intensa en bien de todos los hombres.

Monición al Ofertorio

Como san José, quien presentó su vida y, aún, sus dudas al Padre para cumplir a cabalidad con su voluntad, ofrezcamos al Señor lo mejor de nosotros para que por el misterio de su Encarnación y Pascua, seamos transformados y alentados a recorrer el camino de la conversión constante.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

Cristo, el Señor, a quien san José cuidó con devoción y amor de padre, está en medio de nosotros para invitarnos a gozar la misericordia de nuestro Dios. Que, al comulgar con Él, nos unamos a toda la Iglesia y lo alabemos junto con todos los justos en nuestra vida terrenal y con los coros celestes.

Pasemos al altar.