Viernes Santo en la Pasión del Señor

Celebración de la Pasión del Señor – 2019

Is 52, 13-53,12 / Sal 31 (30) / Hb 4, 14-16; 5, 7-9 // Jn 18, 1-19, 42

«Él soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores»

Cruz

Imgen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/cross-1579226&gt;

Monición de entrada

Hermanos. Iniciamos en silencio esta celebración, como señal de recogimiento y contemplación del signo del amor: la cruz. Hoy en ninguna iglesia del orbe se celebra la Eucaristía; sin embargo, el pueblo de Dios se reúne para escuchar la Palabra, venerar el leño de la cruz y comulgar con el Cordero inmolado.

Que al meditar en la entrega del Siervo doliente de Dios, encarnemos en nosotros sus sentimientos de caridad, de búsqueda del cumplimiento de la voluntad del Padre y búsqueda de la santidad en nuestra vida cotidiana. Celebremos el amor de Dios.

Monición a la veneración de la Cruz

A continuación, como cada Viernes Santo, la Iglesia venera el leño de la cruz y realiza la colecta de Tierra Santa.

La veneración de la Cruz nos recuerda cómo este signo de dolor y maldición para el pueblo judío, se yergue como la señal de la victoria de Dios, de perdón y de amor. Ante ella nos inclinamos, no porque ella sea Dios, sino por la obra que Dios ha hecho en ella por cada uno de los hombres.

Asimismo, se recoge una colecta para la Tierra Santa, con la cual todas la iglesias del mundo, apoyan a nuestros hermanos en la fe que residen en los santos lugares y construyen la fraternidad de los hijos de Dios en un territorio marcado por las disputas.

En actitud reverente, acerquémonos al signo del amor de Dios.

Monición a la comunión

Compartimos un mismo pan, una misma fe y un solo Señor. Las formas eucarísticas consagradas el día de ayer en la celebración de la Cena del Señor, hoy nos alimentan para que, reconociendo a Cristo como Señor y redentor nuestro, acudamos a su perdón y a la salud que nos otorga con su cruz.

En actitud reverente, pasemos a comulgar.

==========================

Descargue en versión imprimible

Moniciones

Esquema de la celebración

Texto de la Pasión del Señor según san Juan

==========================

CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

«Te adoramos, Oh Cristo, y te bendecimos; pues por tu Santa Cruz redimiste al mundo»

Observaciones de la Celebración

  • Se deben disponer ornamentos Rojos.
  • No debe haber flores.
  • No se trata de una celebración festiva sino reflexiva, por eso, el carácter de los cantos más que invitar a los aplausos debe invitar a la meditación.
  • La celebración consta de tres momentos: 1) Liturgia de la Palabra (Lecturas y oración universal), 2) Adoración de la Santa Cruz y 3) Sagrada comunión.
  • Hoy en la oración universal se debe disponer el modo más adecuado para la realización de esta, ya que implica una primera parte hecha por uno de los lectores designados para ellos (sentados) y otra por el presidente (la asamblea se pone de pie)
  • Hoy, también, se realiza la Colecta mundial por la Tierra Santa, por lo que el Papa Francisco y los Obispos de los lugares santos invitan a la generosidad del Pueblo Católico para preservar las comunidades y lugares asociados a nuestra historia de salvación.
  • No se despide al pueblo con la bendición.

ESQUEMA DE LA CELEBRACIÓN

Monición de entrada (Monicionista)

Entrada en silencio: El Presidente, Concelebrantes y diácono se postran en acto de adoración al misterio de la inmolación de Cristo. La asamblea permanece de rodillas

Oración (Presidente): no se dice oremos

I.   LITURGIA DE LA PALABRA

Lecturas: Is 52, 13-53, 12 / Sal 31 (30) / Hch 4, 14-16; 5, 7-9 // Jn 18, 1-19, 42

Homilía

Oración universal (Lectores intercalados, Presidente): La más universal de todas las oraciones del año. La primera parte será hecha por un lector designado previamente (Permanecen sentados) y la otra parte es realizada por el Presidente (Todos se colocan de pie).

II.   ADORACIÓN DE LA CRUZ

Monición a la Veneración de la Cruz (Monicionista)

Presentación de la cruz. (Diácono – Presidente): El diácono toma la cruz cubierta con un velo y la va descubriendo, según el formulario elegido para ello.

Procesión de veneración de la Cruz: El acólito con un purificador ayuda al Diácono a sostener la cruz, mientras los fieles, en procesión solemne, pasan a besar la cruz.

Colecta para los lugares santos: Es necesario aclarar que «No se paga para venerar la cruz», por el contrario, esos dineros ayudarán a los católicos que en los lugares santos, viven su fe en medio de tantas adversidades.

III.   SAGRADA COMUNIÓN

Padre nuestro (Asamblea): Los ministros de la comunión con velas encendidas acompañan al Diácono o uno de los Concelebrantes por la reserva eucarística; mientras es traída, el Acólito extiende un mantel que no cuelgue de los bordes de la mesa y extiende el Corporal para posar sobre él el copón con la Eucaristía.

Cordero de Dios (Presidente): El Presidente tomando una de las formas consagradas, la presenta a la Asamblea y hace la oración «Cordero de Dios»

Monición a la comunión (Monicionista)

Procesión de comunión: Los cantos de la comunión deben ser sobrios y que permitan meditar en el misterio de la Cruz. Una vez concluido el rito de la comunión, los ministros con el Diácono retiran la reserva que haya quedado al lugar destinado para ellos; mientras el acólito retira el Corporal y el mantel del altar.

Oración conclusiva (Presidente)

Oración sobre el pueblo (Presidente): Los ministros se retiran preferiblemente en silencio.