IV Domingo de Pascua

Ciclo C – 2019

Hch 13, 14. 43-52 / Sal 99 / Ap 7, 9. 14b-17 // Jn 10, 27-30

«somos su pueblo y ovejas de su rebaño».

Monición de Entrada

Bienvenidos, hermanos, a la celebración del Día del Señor. Hoy, el Señor nos invita a estar unidos a Él, pues, quienes le reconocemos resucitado entre los muertos, le sabemos cómo nuestro guía y pastor que nos conduce al Padre.

Llenos de la dicha del Señor de la vida, demos gracias.

 

Monición a la Liturgia de la Palabra

Cristo, el pastor de las ovejas ganadas por el bautismo, nos acompaña aún en nuestras tribulaciones. Él nos llama a vivir en la unidad como hijos de un mismo Padre, pero también nos bendice con la diversidad de misiones para que el Evangelio alcance a todos los rincones de nuestra existencia e historia.

Escuchemos atentos la voz del Dios que nos llama a la misión como iglesia.

 

Oración de los Fieles

R/.  Cristo Resucitado, atiende nuestra oración.

1) Por la Iglesia, para que fiel al pastor supremo anuncie su evangelio a todos los hombres.

2) Por nuestros gobernantes, para que atentos a la voz del pastor, Hijo del Padre, orienten los caminos de nuestro país por senderos de justicia.

3) Por nuestros hermanos que sufren, para que a pesar de sus tribulaciones reconozcan el poder resucitado del cordero de Dios.

4) Por nuestra comunidad, para que perseverando en la oración con María, la madre de Jesús, esté atenta a la voz del pastor y le sirva con santidad.

 

Monición al Ofertorio

Al momento de presentar nuestros dones, ofrezcamos nuestras vidas al divino pastor, para que Él las transforma y nos haga dignos de anunciar su santo Evangelio. Hagamos nuestra ofrenda

 

Monición a la Comunión

Cristo, el buen Pastor, camina a nuestro lado. Él está presente en el altar. Acudamos a él, comulguemos con su presencia y caminemos juntos hacia la presencia del Padre. Pasemos al comulgar.

ovejas en la puesta del sol

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/sheep-in-the-sunset-1409652&gt;

Anuncios