Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Ciclo C – 2019

Ez 34, 11-16 / Sal 23 (22) / Rm 5, 5-11 // Lc 15, 1-7

 

«yo mismo me preocuparé de mis ovejas, yo las llevaré a descansar, palabra de Yavé». (Ez,34, 11)

Jesús Cristo 3

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/jesus-christ-3-1245654&gt;

Monición de Entrada

Bienvenidos, hermanos, a la celebración de la misericordia de nuestro Dios. El corazón del Hijo de Dios se encuentra abierto para ser camino de salvación para todos los que le buscan; pero, aún más, Dios mismo quien sale a nuestra búsqueda para darnos su reposo.

Pidamos al Espíritu del Señor que nos permita reconocer sus llamados para que responder con generosidad y alegría. Movidos por el amor del corazón de Cristo, iniciemos nuestra acción de gracias.

 

Monición a la Liturgia de la Palabra

La Palabra de Dios nos recuerda que, a pesar de estar llamados a la conversión, Dios mismo sale a nuestra búsqueda como un pastor amoroso. Este pastor nos ofrece su corazón entero para que encontremos en Él las respuestas a nuestras vacilaciones e inquietudes.

Escuchemos la voz del Dios que nos ama, nos levanta y alimenta nuestra esperanza.

 

Oración de los Fieles

R/.  Guarda en tu corazón, Señor, nuestras plegarias.

1) Corazón ardiente de Jesús, protege a tu Iglesia, para que ella, como rebaño fiel, sea congregado con la fuerza del Espíritu Santo y sea germen de santificación del mundo.

2) Corazón justo de Jesús, te damos gracias por nuestra nación, protégela de todo mal, de las guerra, las fracturas y todo lo que amenace la justicia, la concordia y la paz.

3) Corazón santo de Jesús, te rogamos por la santificación de los diáconos, los presbíteros y los obispos que tú has llamado a servirte en la Iglesia, para que ellos te sigan en fidelidad, humildad y generosidad, administrando al pueblo de Dios testimonio y acciones de salvación.

4) Corazón bendito de Jesús, que esta comunidad de fe, que adora la profundidad de tu misterios de salvación, sea lugar de bendición de tu Nombre y casa de acogida a todos los hombres.

5) Corazón misericordioso de Jesús, derrama tu bondad y santidad sobre el sacerdote que preside esta celebración N., para que lo sostengas en la fidelidad a la vocación que lo llamas.

 

Monición al Ofertorio

Junto al pan y el vino, presentemos al Corazón de Jesús todo nuestro ser. Del mismo modo que Él se ha presentado como ofrenda al Padre para ser luz de los hombre, nosotros seamos luz que permita a muchos acercarse a la acción de la misericordia de nuestros Dios.

Hagamos nuestra ofrenda.

 

Monición a la Comunión

Celebrar al corazón de Cristo, es reconocer que él se nos ofrece sin reserva, con entrañable amor. Este mismo amor y corazón, está presente en el altar y se nos da para la adoración y como alimento para nuestra vida en santidad. Roguemos a este mismo Corazón que nos regale ministros santos de su Cuerpo y de su Sangre para que la Iglesia crezca en su caminar por el tiempo.

Con gozo pasemos a comulgar.

=======================

Descargue estas moniciones dando clik aquí

=======================