I Domingo de Adviento

Ciclo A – 2019

Is 2, 1-5 / Sal 121 / Rm 13, 11-14a // Mt 24, 37-44

«La noche está muy avanzada y se acerca el día. Abandonemos las obras propias de la noche y vistámonos con la armadura de la luz». (Rm 13, 12)

Monición de Entrada

Bienvenidos hermanos a la celebración eucarística. Hoy comenzamos un nuevo año litúrgico con el tiempo del Adviento, el cual nos invita a prepararnos para la Navidad y el encuentro con Dios por medio de la caridad, la penitencia y la oración.

Dándole gracias a Dios por este tiempo de salvación y los dones que hemos recibido de Él, iniciemos la santa Misa.

Monición I cirio de la corona de Adviento

Encendemos el primer cirio de esta corona, el cual nos invita a encender la luz de la fe en nuestros corazones, la cual motiva nuestra espera gozosa del Día del Señor. Infunde, Señor, en nosotros la luz de tu verdad y misericordia para que nos preparemos dignamente en este tiempo de Adviento.

V/. Bendigamos al Señor R/. Demos gracias a Dios

Monición a la Liturgia de la Palabra

Dentro de los tres ciclos de lecturas que la Iglesia dispone para leer en las celebraciones eucarísticas, iniciamos el ciclo A, en el cual, notaremos como el Evangelio de San Mateo nos conduce a reconocer a Cristo como el Hijo del Hombre y Mesías salvador. Para ello, es necesario que el discípulo esté atento a la Palabra de Dios; así como a los signos y señales de la fe.

Roguemos al Espíritu del Señor para que, atendiendo a su Palabra, preparemos nuestro corazón para recibirlo.

Oración de los Fieles

R/.  Ven, Señor, Jesús.

1) Por la Iglesia, para que, en este nuevo año litúrgico, acreciente su fe en ti, la caridad hacia toda la creación y la esperanza en tu verdad.

2) Por nuestras naciones, para que en ellas germine la paz en las conciencias y la buena voluntad de todos los que las conforman.

3) Por las mujeres y familias que se preparan para recibir un hijo; para que la misericordia de Dios los acompañe y encienda en ellos la alegría de la fe.

4) Por nuestra comunidad parroquial, para que en este Adviento se prepare con diligencia, fortaleciendo los lazos fraternos y profundizando en la comunión contigo y toda la Iglesia.

Monición al Ofertorio

Es el momento de presentar nuestras ofrendas. Para ello, se preparan las ofrendas de pan y vino sobre el altar. Junto con ellas, presentemos nuestras vidas al Dios que la vida, para que nuestra espera de Adviento sea animada por la fuerza de su Espíritu Santo.

Hagamos nuestra ofrenda.

Monición a la Comunión

En el altar se encuentra Cristo, el hijo de María y José, quien nos invita a mantener viva la llama de la esperanza en medio de las agitaciones del mundo. Preparemos nuestro corazón para recibirlo y comunicar el gozo que nos inunda en este tiempo de salvación.

Pasemos a comulgar.

Velas

Imagen tomada de: <https://es.freeimages.com/photo/candles-1315692&gt;

====================

Descargue estas moniciones en versión imprimible dando click aquí

=====================