Publicaciones etiquetadas con: Espíritu Santo

Por una Iglesia nueva
fuerte aun en la debilidad
esperanzada aun en la derrota
servicial aun en la persecución
santa aun en los huracanes del pecado
contemplativa a pesar de la liquidez del mundo
misionera a pesar de ser cada vez más señalada
fiel aun en la inestabilidad
alegre a pesar de estar acorralada por las demandas de placer
misericordiosa aun ante el peso de la Ley
profética a pesar de la orfandad del mundo
sacerdotal aun ante le miedo al sacrificio
real porque sabe que contigo, Señor,
ha vencido al mundo.

Por Una Iglesia
antigua y siempre nueva
Santa, Católica y Apostólica
Hoy es Pentecostés.

 

Anuncios
Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

¿a ti qué? Tú sígueme
Jn 21, 20-25

Espíriu de Dios
Espíritu de Jesús
aquí estoy

con mi pecado
con mi dolor
con mis sueños
y mis infidelidades

Guárdame de creerme justo
de saberme mejor que los otros
del orgullo ciego
que no me deja ver tu gracia
tu acción en las cosas sencillas
en la bondad del malhechor
en la voluntad de quien erró
Yo quiero seguirte
buscarte sin descanso
gozar del don de tu amor.

Dame tu gracia
para no creerme juez
para no jugar a señalar
sino para poner mi ojos en ti
y levantar a toda criatura
a la dignidad de tu encuentro

Ven, Espíritu Santo
ayúdame a luchar contra mi pecado.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Jn 21, 15-19

Pila bautismal 5

Amor del Padre y el Hijo
Espíritu de Dios
Detengo mi caminar de horas
con el sol sobre mis hombros
y el corazón ardiendo
buscándote.

Abro mi silencio a tu conversación
mi conversación a tu silencio

Ayúdame a amar
en libertad
en santidad
con calidez

Que te ame a ti
fuente del amor
que ame
cada día más.

 

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Juan 17, 20-26

arco iris 3

Caen las gotas de la lluvia
la brisa despeja la pesadez del día
cierro los ojos para saberme criatura.

Hazme saber que estás aquí
dulce Espíritu de Dios

En las manos de quien trabaja
en la mirada de los enamorados
en la sonrisa de los niños entre las gotas
en la prlegaria que susurra el colibrí

Hazme saber que estás aquí
suave Espíritu de Dios

Con tu fuerza creadora de montañas
con tu ternura hacedora de familias
con tu Palabra dadora de vida
con tu santidad que seduce a mis amigos

Sé que estás aquí
dándote todo
ofreciéndome todo

Yo quiero estar en ti
haz de mi lo que quieras
para creer más en ti
y disfrutar de tus siete dones.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! (Lc 1, 41-42)

Virgen María

María, madre de la visitación,
te tiendo mis manos
para caminar de las tuyas
hacia el encuentro con tu Hijo
hacia la vida en el Espíritu.

Junto a ti la Iglesia
ha aguardado el cumplimiento
de las promesas:
Pentecostés.

De tu mano
los santos experimentaron tu misma dicha
por la que te llamamos: bendita
dichosa

En tu abrazo
cantamos las maravillas del Señor
que derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes

Señora de la esperanza
ruega por nosotros
para que caminemos como tú
los senderos de la Palabra hecha carne
la caridad que no se fatiga
la misericordia que todo lo llena de alegría.

Bendita eres entre las mujeres
Junto a ti queremos aguardar
el don de Dios:
El Espíritu de vida.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Hch 20, 17-21 // Jn 17, 1-11a

Las rosas de la vida
también han preparado para mí
sus espinas.

Gracias, Cristo, maestro.
No sólo me llamas a tu camino
y me muestras tus mandamientos,
también oras por mí.
Oras por cada uno de mis amigos,
oras por mi familia
y me invitas a orar.

Quiero sumergirme
en el caudal de tu Espíritu Santo.
Que mi plegaria brote
como la flor de la mañana
como la sonrisa y el cariño
como la caricia sincera.
También, quiero hacerla, brotar
porque te amo, mi Señor.

Hoy, como san Pablo,
quiero trabajar humildemente
movido por la fuerza de tu amor,
no quiero ser obstáculo
y abrirme a tu Palabra
porque sé que me amas
y
aunque no entienda
me darás lo mejor de ti:
Tu Pentecostés.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Ven, Espíritu Santo

Ven, Espíritu de Dios.
A ti clamo.
Sin ti estoy vacío
mi luz es solo un fugaz destello
el sabor de mi vida es insípido
y mi cruz queda tirada a un lado del camino.

A ti clamo,
ven a mí,
ven a mi hogar,
a mi trabajo,
a mis afanes,
a mis afectos,
a mis defectos,
a mi cuerpo,
a mi corazón.

Sé el fuego que caliente
mis frias determinaciones,
el bálsamo que cure
las heridas de mi pasado,
la brisa que refresque
mi fatigar solitario.

A ti clamo,
ven a mí.

Abre mis ojos
para verte en mis hermanos
para ver tu mano escribiendo en mis días
para escucharte al abrir mi Biblia,
al hablar con mis mayores
al atender a quien me necesita.

A ti clamo,
ven a mí.

Que goce de la caricia del Padre,
el abrazo del Hijo
y tu siempre necesaria amistad;
así, junto con María y José,

Francisco de Asís y Domingo de Guzmán
Antonio de Padua y Rosa de Lima
gozaré también de la comunión de los santos,

A ti clamo,
ven, Espíritu de Dios.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

VI Domingo de Pascua (A) 2017 : Moniciones

VI DOMINGO DE PASCUA

CICLO A – 2017

Hch 8, 5-8. 14-17 / Sal 66 (65) / 1Pe 3, 15-18 / Jn 14, 15-21

Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica ni me retiró su favor”. (Sal 66)

rayo de sol Cruz

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a la celebración de este sexto domingo de la Pascua del Señor. Hoy, el Señor nos invita a recordar la obras que ha hecho en nuestro favor. Él es fiel a sus promesas y para esto nos da su Espíritu Santo. Él es nuestro defensor y el que nos da la alegría de vivir en su ley.

Llenos del gozo del Espíritu, iniciemos nuestra celebración de la mesa del Señor resucitado.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA

La Palabra de Dios es testimonio de su presencia en medio de nosotros, de su Iglesia. Hoy, nos recuerda la alegría que las gentes sentían al recibir a los Apóstoles, quienes llenos del Espíritu Santo, daban testimonio fiel de su esperanza, es decir, de Cristo, el hijo de Dios salvador. Todo esto era posible por la alegría del testimonio del Evangelio, de guardar los preceptos del Señor y encontrar sentido para sus existencias.

Que atentos al mensaje de vida, experimentemos al resucitado con un gozo nuevo. Escuchemos.

Sigue leyendo

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.