Publicaciones etiquetadas con: Eucaristía

Santos Mártires de Abitina : 12 Febrero

https://c2.staticflickr.com/4/3475/3914727167_90fd4b41b1_z.jpg?zz=1

SANTOS MÁRTIRES DE ABITINA. San Saturnino, presbítero, y sus compañeros sufrieron el martirio el año 304 en Cartago, durante la persecución de Diocleciano. De ellos decía Benedicto XVI el 29-V-05: «En Abitina, pequeña localidad de la actual Túnez, 49 cristianos fueron sorprendidos un domingo mientras, reunidos en la casa de Octavio Félix, celebraban la Eucaristía desafiando así las prohibiciones imperiales. Tras ser arrestados fueron llevados a Cartago para ser interrogados por el procónsul Anulino. Fue significativa, entre otras, la respuesta que un cierto Emérito dio al procónsul que le preguntaba por qué habían transgredido la severa orden del emperador. Respondió: “Sine dominico non possumus“; es decir, sin reunirnos en asamblea el domingo para celebrar la Eucaristía no podemos vivir. Nos faltarían las fuerzas para afrontar las dificultades diarias y no sucumbir. Después de atroces torturas, estos 49 mártires de Abitina fueron asesinados. Así, con la efusión de la sangre, confirmaron su fe. Murieron, pero vencieron; ahora los recordamos en la gloria de Cristo resucitado». (tomado de: <franciscanos.org>)

IMG_2253-0

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Hambre de Eucaristía

En su carta encíclica Ecclesia de Eucaristhia, San Juan Pablo II nos invita a tener hambre de Eucaristía. Acá una canción de Luis Enrique Ascoy para invitarlos a disponerse a ese magnífico encuentro.

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: | Deja un comentario

Eucaristía (O.G.M.R. 1-2)

IMPORTANCIA Y DIGNIDAD DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

1. La celebración de la Misa, como acción de Cristo y del pueblo de Dios ordenado jerárquicamente, es el centro de toda la vida cristiana para la iglesia, universal y local, y para todos los fieles individualmente, ya que con ella se culmina la acción con que Dios santifica en Cristo al mundo, y el culto que los hombres tributan al Padre, adorándole por medio de Cristo, Hijo de Dios. Además, se recuerdan en ella a lo largo del año los misterios de la redención, que en cierto modo estos se hacen presentes. Todas las demás acciones sagradas y cualesquiera obras de la vida cristiana se relacionan con ella, proceden de ella y a ella se ordenan.

2. Es, por consiguiente, de sumo interés que de tal modo se ordene la celebración de la Misa o Cena del Señor que ministros y fieles, participando cada uno a su manera, saquen de ella con más plenitud los frutos para cuya consecución instituyó Cristo nuestro Señor el sacrificio eucarístico de su Cuerpo y Sangre y confió este sacrificio, como un memorial de su pasión y resurrección, a la Iglesia, su amada Esposa.

(Organización General del Misal Romano -O.G.M.R.- n.n. 1-2)

Kiononía san Ignacio

Categorías: Documentos Eclesiales | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.