Publicaciones etiquetadas con: oración

Por una Iglesia nueva
fuerte aun en la debilidad
esperanzada aun en la derrota
servicial aun en la persecución
santa aun en los huracanes del pecado
contemplativa a pesar de la liquidez del mundo
misionera a pesar de ser cada vez más señalada
fiel aun en la inestabilidad
alegre a pesar de estar acorralada por las demandas de placer
misericordiosa aun ante el peso de la Ley
profética a pesar de la orfandad del mundo
sacerdotal aun ante le miedo al sacrificio
real porque sabe que contigo, Señor,
ha vencido al mundo.

Por Una Iglesia
antigua y siempre nueva
Santa, Católica y Apostólica
Hoy es Pentecostés.

 

Anuncios
Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

¿a ti qué? Tú sígueme
Jn 21, 20-25

Espíriu de Dios
Espíritu de Jesús
aquí estoy

con mi pecado
con mi dolor
con mis sueños
y mis infidelidades

Guárdame de creerme justo
de saberme mejor que los otros
del orgullo ciego
que no me deja ver tu gracia
tu acción en las cosas sencillas
en la bondad del malhechor
en la voluntad de quien erró
Yo quiero seguirte
buscarte sin descanso
gozar del don de tu amor.

Dame tu gracia
para no creerme juez
para no jugar a señalar
sino para poner mi ojos en ti
y levantar a toda criatura
a la dignidad de tu encuentro

Ven, Espíritu Santo
ayúdame a luchar contra mi pecado.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Jn 21, 15-19

Pila bautismal 5

Amor del Padre y el Hijo
Espíritu de Dios
Detengo mi caminar de horas
con el sol sobre mis hombros
y el corazón ardiendo
buscándote.

Abro mi silencio a tu conversación
mi conversación a tu silencio

Ayúdame a amar
en libertad
en santidad
con calidez

Que te ame a ti
fuente del amor
que ame
cada día más.

 

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Juan 17, 20-26

arco iris 3

Caen las gotas de la lluvia
la brisa despeja la pesadez del día
cierro los ojos para saberme criatura.

Hazme saber que estás aquí
dulce Espíritu de Dios

En las manos de quien trabaja
en la mirada de los enamorados
en la sonrisa de los niños entre las gotas
en la prlegaria que susurra el colibrí

Hazme saber que estás aquí
suave Espíritu de Dios

Con tu fuerza creadora de montañas
con tu ternura hacedora de familias
con tu Palabra dadora de vida
con tu santidad que seduce a mis amigos

Sé que estás aquí
dándote todo
ofreciéndome todo

Yo quiero estar en ti
haz de mi lo que quieras
para creer más en ti
y disfrutar de tus siete dones.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! (Lc 1, 41-42)

Virgen María

María, madre de la visitación,
te tiendo mis manos
para caminar de las tuyas
hacia el encuentro con tu Hijo
hacia la vida en el Espíritu.

Junto a ti la Iglesia
ha aguardado el cumplimiento
de las promesas:
Pentecostés.

De tu mano
los santos experimentaron tu misma dicha
por la que te llamamos: bendita
dichosa

En tu abrazo
cantamos las maravillas del Señor
que derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes

Señora de la esperanza
ruega por nosotros
para que caminemos como tú
los senderos de la Palabra hecha carne
la caridad que no se fatiga
la misericordia que todo lo llena de alegría.

Bendita eres entre las mujeres
Junto a ti queremos aguardar
el don de Dios:
El Espíritu de vida.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Hch 20, 17-21 // Jn 17, 1-11a

Las rosas de la vida
también han preparado para mí
sus espinas.

Gracias, Cristo, maestro.
No sólo me llamas a tu camino
y me muestras tus mandamientos,
también oras por mí.
Oras por cada uno de mis amigos,
oras por mi familia
y me invitas a orar.

Quiero sumergirme
en el caudal de tu Espíritu Santo.
Que mi plegaria brote
como la flor de la mañana
como la sonrisa y el cariño
como la caricia sincera.
También, quiero hacerla, brotar
porque te amo, mi Señor.

Hoy, como san Pablo,
quiero trabajar humildemente
movido por la fuerza de tu amor,
no quiero ser obstáculo
y abrirme a tu Palabra
porque sé que me amas
y
aunque no entienda
me darás lo mejor de ti:
Tu Pentecostés.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Ven, Espíritu Santo

Ven, Espíritu de Dios.
A ti clamo.
Sin ti estoy vacío
mi luz es solo un fugaz destello
el sabor de mi vida es insípido
y mi cruz queda tirada a un lado del camino.

A ti clamo,
ven a mí,
ven a mi hogar,
a mi trabajo,
a mis afanes,
a mis afectos,
a mis defectos,
a mi cuerpo,
a mi corazón.

Sé el fuego que caliente
mis frias determinaciones,
el bálsamo que cure
las heridas de mi pasado,
la brisa que refresque
mi fatigar solitario.

A ti clamo,
ven a mí.

Abre mis ojos
para verte en mis hermanos
para ver tu mano escribiendo en mis días
para escucharte al abrir mi Biblia,
al hablar con mis mayores
al atender a quien me necesita.

A ti clamo,
ven a mí.

Que goce de la caricia del Padre,
el abrazo del Hijo
y tu siempre necesaria amistad;
así, junto con María y José,

Francisco de Asís y Domingo de Guzmán
Antonio de Padua y Rosa de Lima
gozaré también de la comunión de los santos,

A ti clamo,
ven, Espíritu de Dios.

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Oración a San Antonio de Padua por la restauración matrimonial

San Antonio de Padua es uno de los santos más famosos en todo el mundo, es mejor conocido como el santo que ayuda a encontrar objetos perdidos: artículos de uso diario, documentos importantes, incluso puede encontrar la fe perdida, el amor extraviado, los sentimientos olvidados y muchos asuntos importantes que en el transcurso de nuestra vida, se han apartado de nosotros por nuestro propio descuido personal

San Antonio, nació en Lisboa en 1195, se llamaba Fernando y era el hijo mayor de una familia muy influyente de la localidad. Sus padres tenían grandes planes para él, y así lo arreglaron para una buena educación. Estaban pensando en una carrera eclesiástica o burocrática, pero Fernando terminó decepcionándolos a ellos por la elección de una vida dedicada más directamente al servicio del Señor.

San Antonio fue bien conocido por su práctica de la piedad y el fervor en la oración. De hecho, una de las primeras leyendas que se ciernen sobre él, es que en una oportunidad, mientras se encontraba en profunda oración, fue molestado por un demonio, entonces él persiguió ese demonio a lo largo del camino haciendo una señal de la cruz en el suelo.

La oración que sigue invoca la ayuda a San Antonio de Padua para recuperar y restaurar la gracia del matrimonio que en algún momento pudo haberse perdido Sigue leyendo

Categorías: Reflexiones, Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

XXX Domingo del Tiempo Ordinario (C) 2016 : Moniciones

XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Sir 35, 12-14. 16-18 / Sal 34 (33) / 2Tm 4, 6-8. 16-18 // Lc 18 9-14

«¡Dios mío, ten compasión de mí, que soy un pecador!.» (Lc 18, 13c)

Niña rezando

Imagen tomada de: <http://es.freeimages.com/photo/girl-praying-1517078&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos el año litúrgico va avanzando en su camino y con él, el año santo de la Misericordia. Hoy, XXX Domingo del Tiempo Ordinario, el Señor nos invita a revisar nuestro camino en este año santo; para ello, nos coloca en clave de oración poniendo presente el clamor de quienes necesitan de nuestras obras de misericordia. Celebramos, también, hoy el día mundial de las misiones; roguemos a Dios que siga colmando al mundo con personas valerosas que anuncien su Evangelio en todas partes.

Llenos de la dicha del resucitado, abramos nuestra vida a la misericordia del Dios que atiende a nuestras plegarias.

MONICIÓN A LA LITURGIA DE LA PALABRA Sigue leyendo

Categorías: Moniciones, Reflexiones | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Invitación a orar

ORAR LA LITURGIA DE LAS HORA EN LÍNEA

A veces la prisa de la vida cotidiana nos confina al Metro, Transmilenio o el auto bus… Desde allí podemos unir nuestra voz a la del coro de los ángeles y consgrar la horas del día. Recomendamos la siguiente página web:

http://liturgiadelashoras.com.ar/ Es posible que algunas celebraciones no correspondan a tu Iglesia local, ya que la página es argentina; pero los textos se ajustan muy bien al breviario aprobado para la mayoría de países de América Latina y España.

oración

Imagen tomada de : <http://es.freeimages.com/photo/prayer-1557563&gt;

IMG_2253-0

Categorías: Reflexiones | Etiquetas: , | 1 comentario

XXIX Domingo del Tiempo Ordinario (C) 2016 : Moniciones

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Ex 17, 8-13 / Sal 121 (120) / 2Tm 3, 14-4, 2 // Lc 18, 1-8

«¿Acaso Dios no hará justicia a sus elegidos si claman a él día y noche, mientras él deja que esperen? (Lc 18, 7b)

CSONTVÁRY KOSZTKA, Tivadar
Praying Saviour (detail)
1903
Oil on canvas
Janus Pannonius Múzeum, Pécs

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos a la celebración de la Eucaristía. En este XXIX Domingo del Tiempo Ordinario continuamos el camino que nos abre la Palabra de Dios; hoy, el llamado es a centrar nuestra atención en nuestra relación con Dios mediante la oración y la escucha de su Palabra; con lo cual seguimos avanzando en este año santo de la misericordia.

Llenos de dicha por las invitaciones de nuestro Dios a un vida con sentido, celebremos su santo Nombre. Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | 3 comentarios

XVII Domingo del Tiempo Ordinario 2016 (C) : Moniciones

XVII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

CICLO C – 2016

Gn 18, 20-32 / Sal 137 / Col 2, 12-14 // Lc 11, 1-13

«Cuando te invoqué, Señor, me escuchaste.» (Sal 137)

Imagen tomada de: <http://es.freeimages.com/photo/man-praying-1432855&gt;

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, todos a esta celebración del banquete pascual del Señor. Nos congregamos en este XVII Domingo del Tiempo Ordinario para exaltar el Nombre de nuestro Dios por las maravillas que hemos recibido en la semana, escuchar atentamente su voz y encontrarnos como hermanos en torno a la mesa.

En espíritu de oración, dispongamos nuestras mentes y corazones para dar gracias. Sigue leyendo

Categorías: Moniciones | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Honor a San José : 1 Mayo

¡Oh San José! Aquí está tu puesto como Protector universalis Ecclesiae. Hemos querido ofrecerte a través de las palabras y documentos de nuestros inmediatos Predecesores del siglo pasado, de Pío IX a Pío XII, una corona de honor como eco de las muestras de afectuosa veneración que ya surgen de todas las naciones católicas y de todos los países de misión. Sé siempre nuestro protector. Que tu espíritu interior de paz, de silencio, de trabajo y oración, al servicio de la Santa Iglesia, nos vivifique siempre y alegre en unión con tu Esposa bendita, nuestra dulcísima e Inmaculada Madre, en el solidísimo y suave amor de Jesús, rey glorioso e inmortal de los siglos y de los pueblos. ¡Así sea!

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 19 de marzo de 1961, tercer año de nuestra Pontificado.
IOANNES PP. XXIII
(tomado de: Carta apostólica Le Voci de SS San Juan XXIII. <http://w2.vatican.va/content/john-xxiii/es/apost_letters/1961/documents/hf_j-xxiii_apl_19610319_s-giuseppe.html&gt;)

C o a John XXIII.svg

Escudo pontificio de San Juan XXIII

Categorías: Documentos Eclesiales, Reflexiones, Santoral | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

San José, esposo de la SS. Virgen María : 19 Marzo

SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

SOLEMNIDAD

2016

Con ocasión de la Solemnidad de san José, Esposo de la Santísima Virgen María, encontrará una reflexión sobre la devoción a san José y las moniciones correspondientes a su celebración litúgica.

BAGLIONE, Giovanni
The Dream of St Joseph
c. 1599
Oil on canvas, 302 x 159 cm
Private collection

CARTA ENCÍCLICA

QUAMQUAM PLURIES

DEL SUMO PONTÍFICE

LEÓN XIII

SOBRE LA DEVOCIÓN A SAN JOSÉ

3. Las razones por las que el bienaventurado José debe ser considerado especial patrono de la Iglesia, y por las que a su vez, la Iglesia espera muchísimo de su tutela y patrocinio, nacen principalmente del hecho de que él es el esposo de María y padre putativo de Jesús. De estas fuentes ha manado su dignidad, su santidad, su gloria. Es cierto que la dignidad de Madre de Dios llega tan alto que nada puede existir más sublime; mas, porque entre la santísima Virgen y José se estrechó un lazo conyugal, no hay duda de que a aquella altísima dignidad, por la que la Madre de Dios supera con mucho a todas las criaturas, él se acercó más que ningún otro. Ya que el matrimonio es el máximo consorcio y amistad —al que de por sí va unida la comunión de bienes— se sigue que, si Dios ha dado a José como esposo a la Virgen, se lo ha dado no sólo como compañero de vida, testigo de la virginidad y tutor de la honestidad, sino también para que participase, por medio del pacto conyugal, en la excelsa grandeza de ella. El se impone entre todos por su augusta dignidad, dado que por disposición divina fue custodio y, en la creencia de los hombres, padre del Hijo de Dios. De donde se seguía que el Verbo de Dios se sometiera a José, le obedeciera y le diera aquel honor y aquella reverencia que los hijos deben a sus propio padres. De esta doble dignidad se siguió la obligación que la naturaleza pone en la cabeza de las familias, de modo que José, en su momento, fue el custodio legítimo y natural, cabeza y defensor de la Sagrada Familia. Y durante el curso entero de su vida él cumplió plenamente con esos cargos y esas responsabilidades. El se dedicó con gran amor y diaria solicitud a proteger a su esposa y al Divino Niño; regularmente por medio de su trabajo consiguió lo que era necesario para la alimentación y el vestido de ambos; cuidó al Niño de la muerte cuando era amenazado por los celos de un monarca, y le encontró un refugio; en las miserias del viaje y en la amargura del exilio fue siempre la compañía, la ayuda y el apoyo de la Virgen y de Jesús. Ahora bien, el divino hogar que José dirigía con la autoridad de un padre, contenía dentro de sí a la apenas naciente Iglesia. Por el mismo hecho de que la Santísima Virgen es la Madre de Jesucristo, ella es la Madre de todos los cristianos a quienes dio a luz en el Monte Calvario en medio de los supremos dolores de la Redención; Jesucristo es, de alguna manera, el primogénito de los cristianos, quienes por la adopción y la Redención son sus hermanos. Y por estas razones el Santo Patriarca contempla a la multitud de cristianos que conformamos la Iglesia como confiados especialmente a su cuidado, a esta ilimitada familia, extendida por toda la tierra, sobre la cual, puesto que es el esposo de María y el padre de Jesucristo, conserva cierta paternal autoridad. Es, por tanto, conveniente y sumamente digno del bienaventurado José que, lo mismo que entonces solía tutelar santamente en todo momento a la familia de Nazaret, así proteja ahora y defienda con su celeste patrocinio a la Iglesia de Cristo. Sigue leyendo

Categorías: Moniciones, Reflexiones, Santoral | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Beato Charles de Foucauld : 1 Diciembre

https://i1.wp.com/www.laurensanterre.com/uploads/3/7/1/5/37155307/2395090_orig.jpg

BEATO CARLOS DE FOUCAULD. Nació en Estrasburgo (Francia) el año 1858. En su adolescencia perdió la fe. Primero fue militar en el ejército francés y luego explorador de Marruecos. El testimonio de fe de los Musulmanes despertó en él una crisis acerca de Dios. Regresó a Francia y con la ayuda de un sacerdote, el P. Huvelin, recuperó la fe en 1886. Peregrinó a Tierra Santa y allí le impactó la vida de Jesús de Nazaret. Pasó 7 años en la Trapa, y después se estableció en Nazaret como empleado del monasterio de clarisas, viviendo como ermitaño. En 1901 se ordenó de sacerdote en Francia, y marchó al Sahara, primero Beni-Abbes, después Tamanrasset (Argelia) en medio de los Tuaregs del Hoggar. Quería ir al encuentro de los más alejados, los más olvidados y abandonados. El 1 de diciembre 1916, lo mató el disparo de una banda que rodeó su eremitorio. Siempre soñó compartir su vocación con otros y escribió varias reglas religiosas. En la actualidad, su familia espiritual comprende varias asociaciones, comunidades e institutos. Fue beatificado el año 2005. (Tomado de: <Franciscanos.org>) Sigue leyendo

Categorías: Santoral | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.